Oscars 2012

Analizamos la alfombra roja de los Oscar 2012: sin novedad en el frente

Si en algo coinciden todas las crítica es en que el domingo asistimos a una gala disipada. A la 84ª gala de los Oscar le faltó ritmo y los premios no sorprendieron. A todo esto se le añade una alfombra roja en la que nadie arriesgó. Lo único que animó la gala fueron las actuaciones del Circo del Sol , por no haber, ni siquiera ha habido escándalos, lo que ha dado lugar a que una pierna desnuda, la de Angelina, se convirtiera en lo más llamativo de la noche.

 

Sin más preámbulos vamos a analizar cuales fueron los modelos más destacados.

En primer lugar nuestra Pe. Penélope Cruz deslumbró con un Armani Prive de gasa, esta casa parece convertirse así en su firma de referencia en este momento. El corte en la cintura le daba al diseño cierto aire de princesa y el escote barco dejaba descubiertos los hombros de la actriz. El diseño resaltaba su figura y conseguía reflejar toda la elegancia que le faltó el año pasado. No nos explicamos como puede cambiar tanto su gusto (o asesoramiento) de un año para otro. El peinado de ondas tipo años veinte concordaba totalmente con el estilo del vestido.

 

Otra protagonista de la noche fue una de las actrices revelación del momento, Rooney Mara. Mara escogió un Givenchy en blanco impoluto con escote en uve. El tono del vestido acentuaba su piel blanca y el toque de color lo ponía con el rouge de los labios. Para el cabello optó por un sencillo recogido y la cola del vestido terminaban de dar glamour al estilismo.

 

 

Natalie Portman eligió un original diseño rojo con topos blancos que lo firmaba Dior. Este vestido conseguía dulcificar todavía más las facciones de la actriz. El volumen partía de la cintura quizás un corte más bajo hubiera resultado más favorecedor. La actriz dejó caer su melena por la espalda y adornó su cuello con una gargantilla en forma de uve.

 

Cameron Diaz optó por Givenchy. Un diseño palabra de honor en beige que dejaba todo el protagonismo a la parte de abajo del vestido. La falda se adornaba con ciertos brillos y volantes que atravesaban diagonalmente la misma. No la acabamos de ver favorecida y la melena sin trabajar no es la más adecuada para la ocasión.

 

 

Mila Jovovich fue una de las más impresionantes de la noche. La actriz eligió un Elie Saab en blanco con pavé de brillos. La originalidad del diseño viene dada por el escote asimétrico que se acentúa con una hombrera. El drapeado en la cadera añade dinamismo. Sus eternos labios rojos complementan el diseño.

 

Jessica Chastain está siendo una de las mejores vestidas en todas sus apariciones, y el título se lo está ganando a pulso con estilismos como este. Alexander McQueen firma el vestido de la francesa; cuerpo en forma de corsé bordado de hilo dorado que forma diseños florales ascendentes y descendentes. Barroquismo perfecto.

 

 

Berenice Bejo (que se quedó con las ganas de que su marido le dedicara la estatuilla que ganó) desveló su secreto mejor guardado, este Elie Saab en verde menta. La actriz demuestra con esta elección que está al tanto de las tendencias, ya que sabemos que este será el color del verano. Con escote en forma de uve y cuajado de pedrería se alzaba como uno de los estilismos más logrados de la noche. Las mangas largas y la cola, sublimes.

 

Michelle Williams, no se atrevió a apostar nuevamente por el diseño de bajo presupuesto. Escogió este Louis Vuitton naranja, otro de los tonos de la temporada que viene.  La falda del vestido formaba franjas además contaba con una sobrefalda de volantes y su correspondiente cola ¿igual un poco excesivo no?

 

 

Impresionante Emma Stone que también se hacía con un puesto entre las mejor vestidas con este Giambattista Vali. La vaporosa falda le aportaba aires de diosa y la cintura ceñida destacaba sus formas. La lazada al cuello muy Carrie Bradshaw

 

Y a su lado, la otra Penélope. Penelope Anne Miller no tuvo su mejor noche con este vestido de sirena que dejaban al descubierto todas sus formas. ¡Estos vestidos sólo son aptos para figurines!

 

 

Gwyneth Paltrow optó por este Tom Ford con capa incluida. Por lo que vemos en esta edición parece ser que el blanco no queda restringido a las ocasiones nupciales. El corte asimétrico también fue una de las tendencias más repetidas en la gala y ojo a lo de llevar la capa sobre los hombros, que se está poniendo de moda.

 

No sabemos si fue por ir a juego con la estatuilla pero Meryl Streep se alzó con su tercer Oscar. Este Lanvin dorado fue el elegido para recoger tan preciado galardón. Su pronunciado escote en uve y el tejido de purpurina sólo es apto para las que ya tienen tablas en esto de recoger Oscars ¡Felicidades!

 

Y para terminar, la protagonista de la noche…la pierna de Angelina Jolie (junto a su dueña y marido)

Este Versace en terciopelo fue el escogido para acariciar la pierna más famosa de Hollywood. El vestido sencillo y elegante, la única particularidad, la pronunciada abertura que dio tanto que hablar.

 

Si la desnudez de una pierna es capaz de dar tanto que hablar en los tiempos que corren, quizás los organizadores de la gala deberían reflexionar un poquito sobre su trabajo ¿No?