Kaia, hija de Cindy Crawford

Las hijas de las celebrities se suben a la pasarela

Algunas modelos se sienten tan orgullosas de haber alcanzado la cima como maniquíes que no dudan en conducir a sus pequeñas en sus primeros pasos hacia el triunfo en la moda. Las pequeñas deslumbradas por el lujo y el glamour que el mundillo de sus madres desprende no dudan en acatar las ordenes de mamá, y desfilan orgullosas por las pasarelas ante la mirada atenta de sus progenitoras.

 

      Kaia a la hija de Cindy Crawford fue la elegida por Donatella Versace para que pusiera cara y cuerpo a la línea infantil de la firma italiana, Young Versace. Con tan sólo diez años, Kaia, la hija menor de la supermodelo ya es imagen de una de las firmas más poderosas del panorama fashionistas.

 

El parecido de la pequeña con su madre es innegable y según Donatella la cámara adora a ambas, tienen un don.

 

   Cindy ha confesado en más de una ocasión que su deseo sería que la infancia de sus hijas se desarrollara fuera de las pasarelas y del mundo de la moda, pero parece que cuando la pasarela te llama, no te puedes negar a ello, y más si lo hace la propia Donatella Versace.

 

 

 

 

   Neva la hija de Natalia Vodianova ha seguido los pasos de Kaia y ha prestado su imagen a la firma infantil Caramel Baby and Child, aunque en este caso ha sido por una buena causa, la mitad de los beneficios que se recauden de la venta de estas prendas se destinará la ONG rusa The Naked Heart que lucha por mejorar los derechos de los niños más desfavorecidos del país.

 

 

No es casualidad que Neva haya desfilado precisamente para esta marca ya que su madre ha colaborado en varias ocasiones con Caramel. No en vano, las prendas que la pequeña luce en el desfile, un vestidito de croché rojo y un collar inspirado en la cultura rusa, país en el que nació de Natalia, han sido diseñados por la top.

 

 

 

 

   Como ya lo hicieron Poppy y Cara Delavinge, hijas de Pandora Delavinge o Elisabeth y Giorgia May Jagger hijas de Jerry Hall estas niñas intentarán abrirse paso en el difícil mudo de la moda, y las estadísticas no les acompañan porque son pocas, las hijas de tops internacionales que finalmente consiguen su sueño y se abren un hueco entre las más deseadas por los diseñadores como ya hicieron sus madres.

Poppy actualmente tiene más fama como it-girl y asistente a saraos y fiestas que como modelo, parece que su hermana Cara esta teniendo más éxito en lo que a la faceta profesional se refiere.

 

 

Otras niñas que le dan más importancia a la moda de lo que es normal en su edad son Suri Cruise o Harper Seven Beckham. La polémica de Suri se desató al verla en varias ocasiones con carmín en los labios o con zapatos de tacón. La propia madre, Katie Holmes,  afirma que la niña elige la ropa por las mañanas y que es incapaz de hacerle ponerse algo que no le guste. Han llegado al punto de encargar zapatos de tacón para la niña a prestigiosas marcas, que incluso ha diseñado Katie, puesto que estas firmas no tienen zapatos de tacón del tamaño del pie de Suri, como es lógico.

 

Harper Seven Beckham lleva la moda en la sangre, su madre es una de las fashion victim más famosas a nivel mundial ha creado su propia firma y su obsesión por la moda llega a niveles casi enfermizos. Hemos visto a la pequeña de los Beckham que no llega al año de vida vestida de firmas que muchos de nosotros no podremos soñar vestir en la vida, entre ellas Caramel Baby and Child, la firma para la que ha desfilado la hija de Natalia Vodianova.

 

¿Qué te parece esta temprana relación entre la moda y las hijas de las celebrities?