Sexo en Nueva York, el vestuario de Miranda

Sexo en Nueva York, el vestuario de Miranda

Seguro que muchas habéis echado de menos la revisión de estilos de las protas de Sexo en Nueva York. Nos faltan dos de las protagonistas por analizar y hoy vamos con el estilo de la tercera, Miranda Hobbes. Esta neoyorkina es una abogada que se ha ganado su puesto a pulso. Trabaja en un despacho en el que se ve rodeada de hombres y por eso piensa que debe parecerse lo más posible a ellos para que nadie la haga de menos y esto también se refleja en su vestuario del día a día.

 

Es un personaje sarcástico, con aires de suficiencia y cierto amargor en su vida sentimental, pero el ser madre la cambia y vemos una evolución muy interesante en Miranda a lo largo de las temporadas. Su carácter se dulcifica y poco a poco va dejando que sus sentimientos afloren bajo esa coraza de dureza que se ha creado ella misma para que nadie le haga daño.

 

Sexo en Nueva York, el vestuario de Miranda

Si entráramos en el apartamento de Miranda probablemente no encontraríamos un vestidor con el espacio privilegiado que tiene el de Carrie en su estudio, pero la colección de prendas que posee Miranda están muy medidas y todas ellas se rigen por una fidelidad extrema a su estilo. Ella tiene dos claves, dos puntos fuertes en su vestuario que sabe que le quedan bien y que nunca le van a fallar, prefiere no arriesgar y se apoya siempre en ellos.

 

Sexo en Nueva York, el vestuario de Miranda

El primero de los pilares en los que se apoya la abogada es el vestido. No vale cualquier tipo de vestido sino que los elige muy femeninos y a veces sobrios. En un estilo que podríamos llamar de working girl, Miranda consigue dar ese aire sofisticado a vestidos que cualquier ejecutiva se pondría para ir a la oficina. Su altura le permite llevar el corte midi como pocas mujeres lo llevan y su tono de piel y cabello consiguen que con los tonos azules y verdes se vea resplandeciente. Centra su atención en la parte superior del cuerpo luciendo originales escotes y muchas veces ciñe también los vestidos a la cintura procurando que la falda no quede demasiado ajustada.

 

Sexo en Nueva York, el vestuario de Miranda

Otro de las claves que Miranda usa a menudo son sus trajes chaqueta. Se siente muy cómoda con ellos para ir a trabajar, le dan seguridad y se siente respetada entre sus compañeros. Los usa tanto de pantalón como de falda pero siempre en colores sobrios y frecuentemente con camisa blanca debajo. Miranda asocia su forma de vestir a la aceptación que pueda tener entre sus colegas. Ya que la mayoría son hombres prefiere ajustarse a un estilo masculino por su temor a no ser vista como una compañera más en el bufete.

 

Sexo en Nueva York, el vestuario de Miranda

Para contrarrestar todo esto Miranda deja salir la creatividad que lleva dentro en las ocasiones especiales como la boda de Carrie. La vimos guapísima con un vestido largo azul, con escote de corazón que contrastaba con su melena rojiza, una de sus señas de identidad.

 

¿Qué te parece el personaje de Miranda? ¿Y su estilo? ¿Crees que debería arriesgar algo más en sus outfits de oficina?