Peplum o sobrefalda - Tendencia Primavera - Verano 2012

Peplum o sobrefalda – Tendencia Primavera – Verano 2012

Si hay alguna tendencia que resalte esta temporada por encima de las demás gracias a su originalidad es el llamado peplum o sobrefalda. Este vocablo proveniente del latín se refiere a un volante que se coloca partiendo de la cintura y que suele cubrir la cadera. Puede ir unido en la parte inferior de tops o blusas o en la superior de las faldas.

 

 

Se trata de una prenda con mucha historia, ya las griegas la utilizaban. El peplos, como ellas lo llamaban era una túnica que se sobreponía en la cintura y formaba un pequeño volante en la cadera para resaltar las formas femeninas.  Pero si a alguna época reciente asociamos el peplum es a los años 40. Esta forma resurgió impulsada por la fuerza del New Look de Dior. En la posguerra, unas curvas pronunciadas eran sinónimo de buena alimentación y esto ayudó a que el peplum se popularizara entre las mujeres.

 

 

Actualmente han sido Chanel, Giambattista Vali o Marc Jacob quienes han contribuido a que el peplum vuelva a escena. Es una forma elegante y sofisticada de marcar curvas y aporta un toque retro a todos los estilismos. El detalle del volante adquiere protagonismo por lo que es aconsejable dejar el resto del look plano. Cualquier estilismo creado con esta forma cobrará cierta sofisticación de inmediato por lo que conviene cuidar el resto de prendas para la ocasión.  Es una prenda complicada de llevar y que para diario puede resultar algo incómoda, por eso te aconsejamos que la reserves para situaciones que no requieran grandes esfuerzos, ten en cuenta su potencial de impacto cuando quieras convertirte en la protagonista de algún evento.

 

En ocasiones especiales, es de los pocos detalles que son capaces de aportar originalidad y elegancia a partes iguales. En vestidos ajustados con faldas a la rodilla son perfectos para crear volumen y huir de un resultado desarreglado. Sin embargo si lo combinas con un vaquero y un buen tacón aportaras frescura pero mantendrás la presencia de las prendas de los años del glamour. Lo que está claro es que cuando optes por ellos deberás evitar cualquier otro complemento, si no deseas hacer ningún guiño a la época de María Antonieta.

 

 

 

Muchas son las teorías sobre cuál es el tipo de cuerpo que más favorece esta forma. Unas dicen que favorecen a las mujeres de pocas caderas, porque se las pronuncia y equilibra su figura. Otras teorías afirman que a las mujeres con caderas les disimulan las mismas, ya que al llevar el volante, no se aprecia si el volumen se debe a las formas de la mujer o lo aporta el adorno del peplum.

 

Otros predican que este volante sirve para potenciar la forma de reloj de arena, que según los expertos es la ideal. Al partir de la cintura, el peplum ciñe la misma y la convierte en la zona más estrecha del cuerpo, se va abriendo progresivamente hacia abajo, formando así la parte inferior de dicho reloj

 

Marcas como Guatequecacahuete apuestan por recuperar las formas de los años cuarenta y el peplum inunda sus colecciones. Prendas entalladas y escotes pronunciados acompañan en sus colecciones a la sobrefalda.

 

 

Las celebrities no han dudado en apuntarse al carro de esta tendencia y se la hemos podido ver a personalidades tan dispares como Emma Watson, Kate Middleton o Michelle Williams.

 

 

 

Actualmente todavía está llegando al mercado del gran consumo, lo que tiene su parte positiva y negativa. La negativa es que tenemos menos donde elegir, la positiva es que mientras la mayoría ahora están inmersos en el descubrimiento del tail hem tú puedes bucear en páginas como Asos , Wallis o Doroty Perkins y estar a la última antes que nadie.

 

¿Qué te parece la nueva tendencia? ¿Ya era hora de que viniera aire fresco o está pasada de época?