Consigue el look de Marta Sánchez

Consigue el look de Marta Sánchez

   ¿Quién es ella? Es una de nuestras cantantes más reconocidas cuya popularidad ha ido traspasando generaciones. Es todo un ejemplo de que hay personas a las que los años les hacen un favor. Se confiesa una coqueta desde que era una niña y siempre ha sido la amiga a la que todas tenían que esperar cuando era adolescente porque no podía salir de casa sin cuidar hasta el último detalle.

 

   Marta ha ido cambiando mucho su forma de vestir con los años y parece que ahora ha encontrado el punto en el que está cómoda. La hemos podido ver con estilismos de lo más sexy, fue uno de los iconos de la minifalda a principios de los noventa y poco a poco ha sabido compensar estos excesos con un estilo más casual ¿Lo que siempre ha permanecido? Su rubia melena, que ahora lleva levemente ondulada.

 

   ¿Cuál es su estilo? Es ahora, en su madurez profesional, cuando la cantante ha sabido encontrar el estilo que más le favorece. Sus estilismos conservan la esencia sexy que la hizo tan popular pero ha introducido elementos como camisetas casuales y americanas tipo boyfriend que hacen los outfits mucho más elegantes. Es una enamorada de los zapatos nude, que sabe que estilizan su figura y no se puede resistir a los colores metálicos.

 

¡GTL! (get the look)

 

 

 

Este es un ejemplo de los estilismos que suele lucir Marta en photocalls y que podemos copiar perfectamente para salir a tomar unas copas con amigas. Observamos ese punto sexy que da la minifalda en un color muy llamativo además. Para que el look no sea excesivo la cantante compensa poniendo en la parte de arriba una simple camiseta básica de algodón, nosotros hemos querido poner esta que incorpora unas piedras en los hombros, ya que están tan en tendencia y por otro lado si nos quitamos la americana, no se verá el outfit tan simple como si lleváramos la camiseta básica, otra opción es poner un collar babero no demasiado llamativo. Aún así nosotros pensamos que es mejor esta opción porque si añadimos la americana las piedras quedan tapadas y no se juntan demasiadas prendas que llaman la atención.

 

Marta lleva una americana que se corta justamente a la altura de las caderas, esto puede ser un problema para chicas que tengan caderas pronunciadas, por eso, nosotros hemos decidido poner una un poco más larga que nos solucionará este problema. Los zapatos son el mismo tono de la americana, aunque también nos valen unos nude, que siempre les sacaremos más partido posteriormente. Incorporamos la tendencia barroca en forma de cartera, es una pieza que recuerda a la época preciosista construida a base de todo tipo de apliques dorados y así se conjuga perfectamente con la falda.

 

Otros looks…

    ¿Tú también piensas que el estilo de Marta Sánchez ha mejorado con los años?

 


cena empresa

De la oficina a la cena de empresa…¡sin pasar por casa!

  Estamos en una época en la que ya se empiezan a aproximar las cenas navideñas, o mejor dicho prenavideñas. Se amontonan los compromisos en la agenda, cena con los amigos de toda la vida, con familiares que no podrán estar en los días señalados, con antiguos compañeros de la universidad y la más importante, que es la que aquí nos atañe: la cena de empresa.

 

Hay todo tipo de tópicos sobre la cena de navidad de empresa, que si no debemos confiarnos por la actitud distendida de la gente, que si con el jefe siempre debemos guardar las formas…pero lo que esta claro es que queremos dar buena impresión. La clave de este tipo de cenas es adoptar una actitud más relajada y algo más informal que cuando estamos en la oficina, pero no olvidar que no estamos con nuestros amigos y que cualquier actitud o comentario podrá ser tenido en cuenta para ser juzgados profesionalmente por nuestros superiores.

 

La principal manera de causar buena impresión es con nuestra forma de vestir. Acostumbradas a elegir estilismos sobrios para la oficina, ¿cómo debemos hacerlo en esta ocasión? La cosa se complica más todavía cuando no existe la posibilidad de pasar por casa al finalizar la jornada de trabajo y tenemos que convertir un estilismo de día a uno de noche en cuestión de minutos.

 

La clave es elegir prendas básicas pero con algo de gracia, ya sea porque tienen un tejido especial o un corte que no es clásico y, como casi siempre, nuestro arma infalible serán los complementos.

 

Hemos elegido este vestido de Blanco porque se adapta muy bien a la jornada de oficina. Su color, un gris jaspeado es muy típico de la vestimenta de oficina y su escote recatado y manga media ayudar a que sea una pieza con la que es fácil construir estilismos para ir al trabajo. Sin embargo la falda es más cortita y al ser de vuelo le da una gracia especial a la prenda. Para la oficina podemos poner unas medias tupidas negras y así disimularemos el largo. Como complementos unos zapatos tipo Oxford y una chaqueta de punto básica en un color llamativo como fucsia o menta.

 

Para la cena hemos elegido los complementos de la imagen. Tienen como característica común que todos incorporar elementos que llaman la atención. En primer lugar cambiaremos los oxford por unos zapatos que, aunque también discretos porque conservan el color negro,  añaden un toque festivo al estilismo. Para seguir con el aire festivo cambiaremos nuestro shopper con el que hemos ido a la oficina por un clutch con tachuelas que pondrá el contrapunto al aire naíf que tiene el vestido. Seguimos con los apliques metálicos con el cinturón que remarcará más la cintura, aunque la estructura del vestido por sí misma ya destaca esta parte del cuerpo. Para las uñas hemos decidido poner un toque de color, ya que casi todo el estilismo se construye a base de negro y gris, este rojo pondrá intensidad al outfit. Por último para resaltar la parte frontal del vestido que al ser básico queda demasiado simple, en esta ocasión, añadiremos un collar joya, hemos escogido este porque las piedras grandes llenan el espacio de la forma que necesitamos.

 

Para terminar recoge tu melena haciendo un moño de bailarina alto e intensifica un poco el maquillaje en tus ojos ¿Has visto como no era tan difícil?

 


Aida Folch (Cuéntame) y Alicia Sanz (Gavilanes)

Analizando la alfombra azul en los Premios José María Forqué: ¡Los mejores outfits!

Los premios José María Forqué, cineasta fundamental en la historia del séptimo arte español, se han convertido en la antesala de los Goya. De la misma manera, el vestuario de las asistentes es sometido a análisis por toda la blogesfera. Las celebrities lo saben y cuidan hasta el mínimo detalle. El Palacio de Congresos de Madrid acogió este evento y a todas las estrellas del panorama nacional.Nosotros no vamos a ser menos, aquí nuestras opiniones sobre la alfombra azul:

El tercer puesto de nuestro podio es para las actrices Aida Folch (Cuéntame) y Alicia Sanz (Gavilanes). La actriz de Cuéntame es todo un ejemplo de cómo sí llevar el corte midi, combinándolo con transparencias. La jóven intérprete de Gavilanes hizo pleno con su mezcla de negro azul y dorado.

El segundo lugar se lo lleva Marta Nieto, con un estilo muy clásico, pero que nunca falla. Este vestido de bailarina rojo es perfecto, el toque de los zapatos vintage y el semirecogido terminan de redondear el estilismo

Y el premio absoluto, el lugar número uno se lo lleva Olivia Molina de calle. Su estilismo soft es una clara prueba de que sigue las tendencias. Convirtiendose en todo un avance de lo que veremos de cara a la primavera, la actriz desafía a las leyes de la superstición con este fantástico estilismo en amarillo. El recogido tiene mucho que ver en el resultado final del look.

Y de las mejor vestidas pasamos a las que no tuvieron su mejor noche. Aunque el negro suele ser sinónimo de apuesta segura, a veces, el empleo de este color no basta para triunfar en los photocalls. Carolina Bang apostó por este vestido del color rey combinado con beige. El vestido demasiado ancho, no sacaba a la actriz el máximo partido. A pesar de todo su altura le permitió llevar el diseño con mucha dignidad.

La sevillana María León también apostó por el negro. El diseño repleto de pliegues y asimetrías no era el más adecuado para la figura de la actriz. Lo mejor de su estilismo fue su calzado, el recogido de su melena rubia en un moño de estilo vintage también supuso un acierto

Por último, en la sección del negro, encontramos a Mar Saura, un estilismo que nos merece el calificativo de “demasiado”. La modelo no escuchó la máxima de menos es más y optó por mezclar volumen, volantes y lentejuelas.

Tampoco nos convence Elena Ballesteros con su vestido de raso en color rosa palo. Demasiado recatado. La ausencia de todo tipo de complementos y la melena suelta y poco trabajada hacen que el estilismo resulte muy aburrido

Tanto Kira Miró como Inma Cuesta eligieron el nude para la ocasión. En el caso de Kira su escote nos resulta algo raro, aunque el vestido de líneas griegas junto con su melena ondulada hacia el lado hacen un tándem muy bueno. Por su parte, la protagonista de Águila Roja no escogió el mejor atuendo, el largo midi sólo es apto para piernas escándalo, además el drapeado en la cadera le hace parecer más bajita.

Por último entre los errores de la noche está el estilismo de Ivana Baquero, aunque con perdón por su falta de experiencia. La jóven actriz eligió un vestido que le echaba muchos años encima.

Cambiando de tercio, la ganadora del premio a la mejor actriz, Elena Anaya y sus colegas Verónica Sánchez y Verónica Echegui optaron por un look muy casual. Pantalones de pinzas y colores fuertes fueron las líneas directrices de los looks de estas intérpretes. Verónica Echegui, decidida a quitarse la etiqueta de Juani escogió un estilismo algo vintage que se quedaba muy corto para un evento de esta categoría.

Las compañeras de reparto de La que se avecina, Macarena Gómez y Vanesa Romero, optaron por los brillos con un resultado muy distinto. Impactante fue el diseño lucido por Macarena que combinaba un impresionante escote, lúrex y color amarillo. Parece que esta actriz tampoco sigue las supersticiones del gremio. Vanesa Romero lució un elegante vestido de noche que acentúa su impresionante figura, la guinda del pastel, sus labios rojos a juego con el clutch.

Uno de los estilismos más acertados fue el de Pilar López de Ayala. La actriz demuestra que no hace falta un impresionante vestido para ser la viva imagen de la elegancia. Su combinación de dorado viejo y negro junto al corte armado de su chaqueta y sus pantalones pitillo consiguen un look de 10.

Para terminar, muchas fueron las actrices que apostaron  por el binomio blanco/negro. Impresionante Michelle Jenner, su recogido al lado aporta originalidad a la vez que consigue que el vestido luzca mucho más.

¿Qué os han parecido los otufits a vosotros? ¿Buen aperitivo para antes de los Goya?