Leoprad print tendencia 2012

La fiebre del Leopardo – Leopard print Tendencia 2012

El estampado de serpiente se las prometía como el valiente que iba a conseguir desbancar a su eterno competidor, el estampado de leopardo, del trono. A estas alturas de la temporada podemos decir, que aunque muchas hemos introducido el snake print en nuestro vestuario, el rey sigue siendo el eterno leopard print.

Tantos años en la cima de las tendencias han hecho que el estampado de leopardo haya derivado en multitud de versiones. Distintos colores, tamaños y texturas hacen las delicias de las amantes del mismo. Pero en el lado opuesto están las personas que no se atreven con él. Épocas como los denostados 80 (en lo que a moda se refiere) hicieron que este estampado adquiriera connotaciones no muy positivas de las que le está costando mucho desprenderse en determinados sectores.

Hoy vamos a demostrar que el estampado de leopardo no tiene por qué ser vulgar ni demasiado atrevido y que a todo el mundo le puede quedar bien ¡Lo importante es atreverse!

Lo clásico es introducirlo de manera discreta en complementos y accesorios. Una cartera de leopardo como complemento a un LBD (little black dress) no le quita clasicismo ni elegancia, sin embargo le aporta un toque chic que siempre funcionará. En versión informal también funciona. Darás todo el protagonismo a tu bolso:

Una opción un poco menos discreta, menos clásica y más de tendencia es complementar el mismo LBD con un abrigo de leopardo. Este tipo de abrigo son tendencia total, eso sí, si  apuestas por esta opción mantén el resto de los elementos del outfit en un discreto segundo plano

Otro complemento que funciona muy bien en looks de día es el foulard. Apuesta por los de tamaño XXL y combínalos con tops en tonos tierra y cazadora vaquera. El contraste proporcionará frescura al look y convertirá el leopard print en una tendencia totalmente casual.
Rosie Huntington opta por otra versión de la misma opción, combinando pantalones estilo boyfriend con americana y pañuelo de leopardo. La apuesta segura es el contraste de estilos, así nos aseguraremos también de que nuestro estilismo no es too much para el día a día.

En cuanto a las prendas propiamente dichas (pantalones, faldas, jerseys, camisetas…)
hay que llevarlas con cuidado. Nunca debemos combinar más de una prenda con este estampado en un mismo estilismo, aunque la mezcla con otros estampados sí está permitida.

Todo depende de tus gustos, tu estilo y tu estado de ánimo. Para un estilismo más clásico limítate a combinar una prenda de leopardo y completa el resto del outfit con prendas básicas. La joven actriz Vanessa Hudggens sigue este consejo para sus looks de diario, consigue estar cómoda y a la moda al mismo tiempo (es un look Truendy total)

Si te atreves con la mezcla de este estampado con otros, nuestro consejo es que lo reserves para ocasiones más especiales. Pero, como en moda nada está escrito te proponemos también un ejemplo de cómo llevar la mezcla en tu día a día

Como veis en estos casos la mezcla existe pero es discreta. Se mezcla el leopardo, con el estampado hippy pero se hace sobre una base de colores oscuros.

La opción del vestido es arriesgada de por sí. Elígelo largo, de gasa y de estilo hippy para un resultado más discreto. Si quieres ser la reina de la noche y apostar por un look 100% sexy tu vestido es corto  y ajustado ¿Los complementos? En negro y si te atreves en dorado.

¿Un término medio? La hermanísima, Nicky Hilton, nos lo muestra:

En cuanto a otras versiones de estampado de leopardo más coloridas, pueden ser divertidas, pero ten en cuenta que el leopard print, de por sí ese atrevido, no quieras sobrecargarlo, porque no le hace falta.

Pero la fiebre de éste salvaje estampado no se queda aquí, ha llegado mucho más lejos. Se cubren con él envases de cosméticos, fundas para móviles, accesorios para el coche y también para la moto. Te dejamos un ejemplo

¿Hasta dónde te atreves a llegar?