tendencias

Luce Espalda este Verano

Seguro que a estas alturas ya sabes que esta temporada el escote se da la vuelta. Se acabo lo de lucir un pronunciado escote al modo tradicional, ahora los escotes se llevan en la espalda. Es una forma elegante de dejar al descubierto una parte del cuerpo que normalmente no lucimos. Puede resultar muy sexy sin ser vulgar ya que estaremos destacando la zona de los omóplatos y queda muy bonito.

espalda-masaje

¿Cómo preparar la espalda para lucirla este verano?

Al ser una zona que no vemos y que normalmente llevamos cubierta, no es raro que la descuidemos, pasa también en invierno con otras zonas como los pies, y es en verano cuando nos entrar las prisas por tenerlos perfectos para enfundarlos en nuestras sandalias. Pero volviendo a la espalda, ¿qué pasos hemos de seguir para tener una espalda ’10’?

 

Lo primero que debemos hacer a diario es enjabonarla cuando estemos en la ducha con un esponja de red, este tipo de esponja son más duras y adecuadas al tipo de piel de la espalda. De esta forma arrastraremos cualquier tipo de impureza que podamos tener a consecuencia de ser una zona que está siempre cubierta.

 

También es conveniente exfoliarla con un producto específico: son infinitas las opciones que existen en el mercado, puedes optar por los más naturales que incorporan café molido o azúcar como agente exfoliante o por otros cuyos agentes exfoliantes son más artificiales. Para aplicarlo puedes usar instrumentos de mango extensible o pedirle a alguien que te haga un masaje con ellos, así disfrutarás de un momento de relax y matarás dos pájaros de un tiro. ¡Seguro que te lo mereces!

 

Por último, no te olvides de hidratarla, esto conseguirá calmar los efectos de la exfoliación que a veces puede irritar nuestra piel. Tras la exfoliación es conveniente usar una crema hidratante sin alcohol.

 

Ahora sólo nos queda repasar los tipos de escotes en la espalda que podemos encontrar en el mercado y elegir el que más te favorezca.

espalda

Estos vestidos ejemplifican la gran variedad de escotes en la espalda que podemos encontrar en el mercado. El primero se trata de unos tirante normales pero muy bajos que favorece a las espaldas anchas porque las alarga ópticamente. La segunda opción es más discreta y se trata de una abertura en forma de lágrima que se está viendo mucho este año. Más original es el tercer vestido que juega con los cruces en la parte superior de la espalda. La última opción añade una tira horizontal a un escote en uve muy pronunciado que nos puede servir para ocultar el sujetador, además evitará que los tirantes se caigan hacia los lados.

¿Qué tipo de escote te pondrás este verano?


PALABRA DE HONOR

¿Nos das tu palabra de honor? Manual de uso

Cuenta una leyenda que escote palabra de honor recibe su nombre porque una mujer encargó un vestido a una sastra y ésta para embellecer el diseño decidió hacerlo sin tirantes. Al recogerlo la clienta le preguntó que si el vestido, así, sin ningún tipo de sujeción externa, no se le iba a caer, y la sastra le contestó diciéndole que le daba su palabra de honor de que eso no iba a ocurrir. Desde entonces todas nos referimos a este tipo de corte como ‘palabra de honor’.

PALABRA DE HONOR

Es un corte atemporal, que aunque vayan y vengan otras tendencias, él siempre permanece y se utiliza tanto para prendas informales como para vestidos de fiesta o boda en los que suele ser muy recurrente por su elegancia. Son adecuados para bodas por la iglesia por su discreción, hemos visto como algunas de las invitadas de bodas reales escogían este corte con resultados óptimos. Pero dejando al lado situaciones de cuento, en las que la mayoría de nosotros nunca nos encontraremos, ¿cómo podemos combinar este escote?

El palabra de honor es un corte que da mucho protagonismo a la clavícula y los hombros, por eso es uno de los pocos patrones que consiguen una combinación con dosis perfectas de sexy y elegancia. Si te gusta tu clavícula, se te marca en el punto justo (tampoco queda elegante si el hueso se marca demasiado) aprovecha para enseñarla recogiendo tu cabello en una coleta o en un moño de bailarina, éste no tiene porqué ser formal si tratas de darle un acabado desenfadado. Pero si no es tu caso y quieres tratar de ocultar esta parte de tu anatomía no está todo perdido. Para ello puedes dejar tu cabello suelto añadiendo algún accesorio: diademas, pasadores que lleven la atención hacia allí, otra opción es sumar collares babero que están muy en auge y pueden ocultar total o parcialmente la clavícula dependiendo de su tamaño.

A la hora de sumarle prendas trata de ofrecer contrastes al palabra de honor. Combinan a la perfección con faldas largas puesto que si llevamos gran parte de la parte superior descubierta taparemos las piernas por completo. Esta misma regla se puede aplicar para jugar con los anchos; si se trata de un palabra de honor que se ajusta en el pecho pero toma vuelo en la parte inferior podemos combinarlo con unos pitillo o una falda lápiz, si por el contrario se trata de una prenda totalmente pegada al cuerpo pondremos el volumen en la parte inferior, con faldas hasta la rodilla tipo años 50 o minis de tul, tipo tutús de bailarina. En estos casos es conveniente añadir tacón, con pocos centímetros que pongamos notaremos un gran cambio en el estilismo.

¿Y tú cómo sueles combinar este tipo de prendas que toman tanta fuerza en verano?