effortless

‘Effortless’, el estilo que todas quieren

¿Has oído hablar de esta palabra pero no sabes muy bien a lo que se refiere? Te lo vamos a explicar con un ejemplo práctico. Todas conocemos a esa chica que siempre va estupenda se ponga lo que se ponga, en cualquier ocasión, ella no tiene nunca un ‘bad hair day’ (un mal día para tu pelo) y con cualquier trapito va estupenda. Estas chicas nos quieren hacer creer que no está nada calculado, que abren el armario y se ponen lo primero que encuentran. Esto es lo que persigue el estilo ‘effortless’, en él todo está cuidado al detalle, pero tiene que parecer que no lo está. Muchas ‘celebrities’ consiguen encontrarlo mientras que otras fracasan estrepitosamente cuando no tienen un buen estilista detrás.effortless

Aquí te queremos dar esas claves para que tú seas esa chica que va tan mona siempre, sin casi esforzarte, aparentemente.

En primer lugar, tu lema debe ser el menos es más. Es decir, hazte con menos ropa, pero la que tengas que sea de calidad. Para conseguir el ‘look’ effortless no importa repetir prendas puesto que todas serán muy parecidas, pantalones vaqueros clásicos, camisetas de lino semitransparentes y en inviernos jerseys de lana gorda. También puedes incluir algunas prendas de estilo marinero.

Huye de los estampados, como mucho, las citadas prendas de estilo marinero, en general opta por las prendas básicas, ya que te darán mucho menos problema al combinarlas y te será mucho más fácil conseguir ese estilo desenfadado que buscamos. Apuesta por las prendas medianamente anchas, nada de ropa ajustada, una de las claves de este estilo es también es la comodidad.

Quizás la clave más importante sea esta. Traza con máximo rigor tus rutas de ‘shopping’ y ficha las tiendas cuyos patrones te favorecen. Un patrón que se adapte a tu figura es la clave para que las prendas sean perfectas combinadas con cualquier otra, esto te ahorrará tiempo a la hora de decidir tus estilismos y en un día de prisas te garantizará el acierto seguro

Los complementos son importantes, pero tan importante es llevarlos, como saber escogerlos en su justa medida. Un borsalino, un colgante largo sobre una camiseta básica color crema o un cinturón clásico marrón, todos son válidos, pero cada uno en una ocasión distinta. En cuanto a los zapatos, opta por los planos, cuando llevamos este tipo de estilismos no queremos llamar la atención exageradamente, sino que queremos que se fijen en nuestro estilo por cómo hemos conseguido el ‘look’.