¿Nos hemos vuelto locos? Dress code, Grammy y pantalones pijama

¿Nos hemos vuelto locos? Dress code, Grammy y pantalones pijama

   El mundo de la moda se ha olvidado del protocolo, no sabemos si por el momento, o ya para siempre. Vivimos una etapa en la que se puede salir con pantalón pijama a la calle, las zapatillas de casa de terciopelo son lo más para ir a la oficina, y salir de fiesta en sudadera ya no llama la atención ¿nos hemos vuelto locos? ¡No! Son los caprichos de este mundo que tanto nos encanta.

¿Nos hemos vuelto locos? Dress code, Grammy y pantalones pijama

Antes era impensable poder salir a la calle con un pantalón que ni si quiera, se pareciese mínimamente a un pantalón de pijama, nosotras mismas lo censurábamos y no nos permitíamos salir así, por el qué dirán. Los pantalones tipo pijama, es decir de tejido ligero, con poca estructura, y lo más importante, muy cómodos han existido desde hace mucho tiempo, pero casi nadie se los ponía, aún quedándose con las ganas de hacerlo, precisamente porque eran tachados con el mismo nombre que ahora los ha encumbrado, ‘pijama’. Hemos tenido que esperar a verlos en las pasarelas, a que las celebrities dieran el paso de vestirlos y a que las cuatro primeras valientes decidieran que sí, que era una prenda apta para la calle, para que el resto, la mayoría, nos decidiéramos a ponérnoslo.

¿Nos hemos vuelto locos? Dress code, Grammy y pantalones pijama

Una vez liberalizado el uso de esta prenda se ha abierto la puerta a todo lo demás, la llegada de las slippers (originarias de las zapatillas que los aristócratas ingleses utilizaban para estar en casa) no ha tardado tanto en trasladarse  a la calle y esto nos ha hecho darnos cuenta de que las prendas están hechas para usarla en el momento que cada uno decidamos. Ahora las sudaderas no se reservan para ir al gimnasio, salen de fiesta y van a la oficina, es más, una blogger de referencia como Mayte de la Iglesia, han lanzado su propia colección de sudaderas, en colaboración con marcas que trabajan artesanalmente, todo este trabajo no se puede relegar sólo a las duras horas de gimnasio.

 

Hemos aprendido, hemos desterrado dress code, protocolos, a veces integradores, pero otras veces inservibles. Todo esto ha pasado a pie de calle, pero parece que este proceso es cíclico porque la cadena que ha emitido los Grammy este año lanzó un comunicado para informar a las asistentes que no lucieran modelitos que dejaran al descubierto más carne de la necesaria, ¿se trataba de una cuestión de protocolo, o simplemente de un aviso para que los verdaderos protagonistas fueran los premiados y no los que llevaran el modelito más llamativo en la alfombra roja?

 

¿Sueles vestir las prendas para las ocasiones que están diseñadas, o te las pones cuando crees que debes llevarlas? ¿Has vestido alguna vez con algún jersey de tu chico? ¿Compras ropa o calzado en las secciones de niño, si te sirven las tallas?