estilismo_emergencia-1

Looks comodín para cuando no sabes qué ponerte

¡Socorro!, ¿qué me pongo yo hoy?

    Hay ocasiones en las que el cansancio u otras circunstancias hacen que no tengamos la cabeza para pensar en qué nos vamos a poner al día siguiente, y mucho menos si estamos hablando de la misma mañana. Por esto, merece la pena tener dos o tres estilismos ‘de reserva’ que sabemos que no fallarán. Las características de estos estilismos son fundamentalmente tres: la primera, nos sentimos muy cómodas con ellos, por esto, cuando no sabemos cómo vestirnos siempre podremos ‘tirar de ellos’, y de aquí se deduce la segunda característica, el hecho de que siempre podamos ‘tirar de ellos’ requieren que sean unos estilismos mínimamente polivalentes, que nos sirvan tanto para una reunión social, como para un intenso día de trabajo, por último estos estilismos deben estar formados por piezas básicas, esas que no faltan en nuestro armario, así nos aseguraremos de que absolutamente siempre podremos conseguirlos, nunca faltará ninguna de las piezas.

 

Según nuestro tipo de de vida y nuestros gustos, algunas de nosotras nos sentimos más a gusto con falda y otras con pantalón. Por esto vamos a proponer opciones para los dos tipos de mujeres. Vamos a empezar por el pantalón, proponemos un estilismo con cuatro piezas, cambiando sus colores y mínimamente su estilo podremos obtener outfits en un  segundo.

Las cuatro piezas son, un pantalón, una blusa o camiseta (esto lo hará más formal o informal) una chaqueta y un pañuelo, con esta prendas daremos el mayor giro al estilismo, fijaros en la imagen, no es lo mismo poner una americana que una chaqueta de punto, dependiendo de para qué lo queramos pondremos un tipo de chaqueta u otro, también podemos jugar con las perfecto, los kimono, las capas, ¡las posibilidades son infinitas!

Para las que se sientan más cómodas con faldas las opciones se amplían un poco más, podemos optar por una falda en sí o utilizar el truco de convertir un vestido en ella. Usar una falda o vestido siempre implica dar un toque más femenino y más vestido a los estilismos y esto hay que tenerlo en cuenta, si combinamos la falda con prendas como una cazadora vaquera obtendremos estilismos muy juveniles, por el contrario en el ‘look’ de la derecha vemos como el resultado es mucho más bohemio, aunque los colores también influyen, la largura de las prendas que caen una sobre otra hace que la apariencia final sea distinta, sin embargo en el de la izquierda, las prendas se van cortando la una con la otra, cambia los estilos de las prendas sobre estas dos ‘bases’ para obtener estilismos muy distintos, con estos esquemas te costará mucho menos pensar en esos días que hubieras querido ni levantarte de la cama, vístete con tus prendas preferidas y …¡a comerte la jornada!