amarillo

¡Infinitas combinaciones con el color de la temporada, el amarillo!

Cuando ya tenemos localizadas las tendencias que marcarán el ritmo de la temporada la siguiente cuestión es otro ¿sabemos llevarla sin recurrir a lo más básico? Nadie ha dicho que sea fácil detectar las tendencias pero no sabríamos tampoco decir cuál de las dos tareas es la más difícil.

Las tendencias que tenemos esta temporada no son nada fáciles de combinar así que no nos vienen nada más unos consejos para saber llevarlas. Vamos a empezar por una tendencia fácil, se trata del amarillo, fácil porque la tendencia en sí es el color y esto nos ofrece muchas más posibilidades, desde una simple camiseta con la que poner un toque de tendencia al estilismo más clásico hasta el vestido más sofisticado con el que no pasar desapercibida en el evento del verano.

 

Una de las combinaciones que nos hemos cansado de ver en editoriales de moda y catálogos de firmas es la fórmula amarillo más rayas blancas y negras. Es algo novedoso para esta temporada y se me viene a la mente enseguida un pantalón ancho estilo palazzo de rayas blancas y negras, una camiseta blanca de estilo informal y una americana amarilla estructurada de tweed. Taconazo ancho con su buena plataforma y cartera tipo pochette de lentejuelas. Para el pelo melena sobre los hombros con ondas delanteras marcadas. Por todo lo que he dicho parece que sí doy el visto bueno a esta combinación pero cuidado, una cosa son los pantalones anchos y otra los pitillos, capri o acampanados, con estos últimos no creo que quedara bien la combinación.

 

 

También se posiciona con fuerza la combinación amarillo y fucsia, es una mezcla heredada del verano pasado en el que los colores flúor combinados entre ellos pegaron muy fuerte. Hay que tener en cuenta que son dos colores muy atractivos de por sí, por lo que yo recomiendo que en el look predomine uno de los dos colores y el otro se introduzca combinado con el principal en complementos. Los collares o sandalias combinando estos dos tonos los tenemos en varias tiendas y también podemos jugar con los metales.

Otra opción muy interesante es añadir el amarillo en el clásico look marinero o náutico. En este caso eliminaremos el rojo y combinaremos azul marino con pequeñas dosis de amarillo. El resultado será un look náutico renovado con un toque de frescura y acidez que dará un toque divertido a este clásico de la moda.

Otras combinaciones que a priori pueden resultar raras como el amarillo más el blanco, no son tan descabelladas, prueba con un vestido amarillo de estilo lady y añade unas sandalias blancas. No abuses del blanco, pero en pequeños toques es una mala combinación. Puedes probar a mezclarlo con el snake print, con el nude, con otros tonos neón emulando al verano pasado como el azul klein o con otros tonos de amarillo como si estuvieras construyendo un look a base de degradados imitando la tendencia del desteñido. Las combinaciones son infinitas y las limitaciones ninguna, el amarillo un color peculiar y ésta, la ocasión perfecta para incluirlo en tu armario.

 

¿Te convence el amarillo?

 


Vestidos amarillos tendencia

¿Te atreverás con estas tendencias para el 2012?

Cuando salen los lookbooks de cada temporada, que en muchas ocasiones son varios ya que ahora las tiendas apuestan por presentarnos propuestas nuevas cada temporadas, vemos como cada modelito queda ideal a  las modelos y a partir de ese primer vistazo seleccionamos las prendas que serán nuestros must have de la temporada. Por otro lado también están aquellas prendas que nos llaman la atención, que nos encantan como quedan puestas en otras chicas cuando las vemos por la calle, pero que no sabemos si una vez compradas saldrán alguna vez de nuestro armario. Muchas veces nos obligamos a comprarlas para ver si así nos damos el empujoncito definitivo para lucirlas, pero ésta no es la solución, ya que la manera de que consigamos vestirlas es buscar y conjugar con otras piezas que ya tengamos en nuestro vestidor y conseguir la combinación perfecta para cada una de nosotras.

 

Una de las prendas de esta temporada que ya hicieron su aparición el verano pasado, son los vestidos amarillos. El amarillo es un color que se ha reservado para complementos y que nunca ha ocupado un lugar protagonista en las colecciones de las firmas.  Pero esta vez ha conseguido ser el rey y hemos visto a modelos y presentadoras apostando por el total look de este color. Apuestas por combinarlo por el nude en su tonalidad más clara, los marrones también son una buena opción y si quieres darle el toque trendy apuesta por sumarle una prenda de líneas blancas y negras.

 

 

Topshop tiene varias propuestas entre las que he recogido estas dos que son de estilos muy distintos la de la derecha en un estilo más lady hecho sobre encaje y en un color más vivo la manga corta y el corte corazón en el escote produce el efecto óptico de aumento de pecho.

El de la izquierda de un corte mucho más ajustado y manga a la sisa, las incrustaciones de plástico en forma de curva hacia dentro disminuyen caderas y estilizan la figura.

 

 

Asos también tiene muchos vestidos en este color el primero es de corte básico y se puede encontrar en muchos otros colores, el segundo en tejido transparente y con asimetrías, este tono destaca mucho sobre pieles morenas y cabello negro. La tercera propuesta es la más arriesgada de las tres y coincide con una tendencia actual entre las celebrities que consiste en superponer faldas sobre vestidos y viceversa ¿te atreves?

 

Otra de las prendas que llevamos viendo desde esta primavera son los tops hipercortos y ajustados, al principio eran exclusivos de firmas consideradas más trendys o alternativas, pero luego pudimos ver como marcas de gran consumo como Blanco los incorporaban en sus colecciones, y no en cualquier colección, sino que lo hizo en la de Paula Echevarría, por lo que se le presupone el glamour y la elegancia, aunque a priori no nos pegue mucho con esta pieza ochentera.

 

Tras el éxito que debió tener la prenda firmada por la it girl Blanco aumentó su oferta y lanzó algunos en encaje como el del centro, otros de florecitas en estampado liberty y como última novedad, el de la izquierda en tejido vaquero en varios colores que me recuerdan demasiado a Julia Roberts en Pretty Woman, por eso hay que tener mucho cuidado al combinar este tipo de piezas y también hay que poner a punto el abdomen antes de lucirlas.

 

 

Asos incorpora las aberturas delanteras a los tops y los combina con microshorts de talle alto creado una estética retro que se complementa con el estampado de cuadros. Mis Selfridge apuesta por los estampados e incorpora las palmeras que hemos vistos en muchas otras prendas en un top un poquito más largo para las menos atrevidas.

 

¿Crees que vestirás estas dos tendencias este verano? ¿Con qué las combinarás?

 


Bolso Zara amarillo

¡Rompe con la superstición y dale vía libre al amarillo! – Color tendencia primavera verano 2012

Dicen que el amarillo es el color de la mala suerte. Detestado por los actores porque Moliere murió vestido así. Amarilla es la prensa a la que no le concedemos ninguna credibilidad y también las banderas con las que se marcaban las ciudades infectadas de peste. Ahí es nada. También es justo decir que representa la parte intelectual de nuestra mente y que se asocia al lujo.

 

Las malas vibraciones que en occidente tenemos tan asumidas y totalmente asociadas a este color, no se corresponden con los significados que tiene en la cultura oriental. En China el amarillo representa la fuerza del sol y se asocia a la energía y al optimismo. Así que tú decides con cual de los dos significados te quieres quedar. Lo que es seguro es que es un color especial que no deja indiferente a nadie.

 

Tradicionalmente este color no ha sido de los más privilegiados y todos hemos podido comprobar que si fabricaban una prenda en distintos colores entre los que estaba el amarillo, era la prenda de este color la que siempre encontrábamos entre las rebajas. Pues sí, parece que somos supersticiosos.

 

Pero hemos decidido acabar con este gafe infundado, y para dar ejemplo los primeros que lo han hecho han sido los actores. Si ellos se atreven a romper su histórica superstición ¿Quién no va a atreverse?

 

La primera valiente ha sido Elena Anaya. Hace unas semanas veíamos a la actriz paseándose por la alfombra azul de los premios José María Forqué con su blazer amarillo limón. Y es que este es el tono que más se lleva (ya que vamos a romper con las malas lenguas, vamos a hacerlo del todo ¿no?). La americana de la galardonada actriz la firmaba Stella McCartney y probablemente tenga un precio desorbitado para la mayoría de nosotros.

 

Tenemos la alternativa a la carísima americana de la protagonista de La piel que habito. Diez propuestas para que sepas cómo dar el cante.

 

 

Este bolso de Mango puede ser una buena opción para inciarse en la tendencia. Además nos aporta una de las claves. Cuando se pone de moda un color que normalmente ha estado en los confines del baúl de los recuerdos nos hacemos dos preguntas: ¿Es para mí ese color? Una vez que decidimos que sí, la siguiente pregunta es ¿con qué colores lo combino? En este caso este bolso nos da la solución más segura, el negro. Otras opciones son el marrón oscuro, el cuero envejecido y el nude, que siempre es una opción segura para los colores flúor.

 

 

 

 

Otra opción en cuanto a complementos es este bolso de Zara. En su tono más potente, lo más fácil es utilizarlo como “pop” de color en outfits que se caracterizan por su neutralidad. Cuando compres este tipo de complementos, ten en cuenta lo que vas a gastar en una pieza que probable no te pongas más allá de esta temporada.

 

Estos pantalones son perfectos, con unos buenos tacones para alargar la figura. Utilízalos de talle alto. El movimiento de la tela junto a la dosis de color conseguirá que nadie aparte la vista de ti.

 

 

Estas bailarinas son un premio, una ganga para las que sepan anticiparse a las nuevas tendencias. Se encuentran en la tienda on-line de Stradivarius. Son de rebajas y su precio no supera los 6 euros. ¡ Un imprescindible para la primavera!

 

 

Para tus ocasiones más festivas Dorothy Perkins nos propone un vestido y Zara un top de las mismas características. Su tejido vaporoso y su asimetría hacen que estén totalmente en tendencia. La guinda del pastel la pone su color que llena a quién se los ponga de jovialidad y buenas energías.

 

Ahora te proponemos una serie de opciones para llevar el amarillo en tus outfit de todos los días.  Esta blusita es de lo más ponible y totalmente adecuada para el verano. Su toque infantil y sus amplias formas la convierten en una firme candidata a formar parte de tus básicos para esta temporada.

 

Y si hablamos de comodidad, estos shorts de Asos serán tus preferidos. Su tela ligera se adapta a todas las figuras, por lo que te permitirán perder el miedo a comprarlos on-line. Fíjate en la modelo y conviértelo en una pieza de noches de verano con unas sandalias romanas de taconazo.

 

Para ir introduciendo el color en los looks primaverales en los que todavía no nos atrevemos a ponernos la manga corta te proponemos este jersey calado. Esta pieza transformará tus estilismos más básicos en outfits de rigurosa actualidad.

 

Y si lo que te gustó fue el toque que le da el amarillo en forma de chaqueta al look de Elena Anaya, esta es la propuesta de Asos:

 

¿Te atreves? ¿O es demasiada acidez para ti? En Truendy ya se empieza a llevar…