Carmina o Revienta

Las actrices españolas se vuelven a reunir en el estreno de Carmina o Revienta

Ya estamos en verano y los eventos que congregan a famosos se suceden. Hace unos días tuvo lugar la presentación de Carmina o revienta, opera prima del conocido actor Paco León, esta vez se estrenó como director en un film que protagoniza su madre y en el que también colabora su hermana María León.

 

Se puede decir que este curso cinematográfico pasado ha sido un año de bienes para la familia León. La popularidad de María como actriz ha subido como la espuma gracias a su trabajado papel en La Voz Dormida como Pepita que le valió un Goya. Paco ha dado la oportunidad a su madre de iniciarse en el mundo de la interpretación con esta película en la que la sevillana se interpreta a sí misma.

 

La noche acogió a un buen número de actores que acudieron a apoyar a la familia León en una de los eventos más esperados del verano.

 

He de reconocer que esta es una de las pocas veces que Blanca Suárez ha conseguido dejarme con la boca abierta. La actriz no suele acertar con sus estilismos y es una pena ver estreno tras estreno y photocall tras photocall el poco partido que se saca. No sabemos si es fruto de casualidad o de la técnica del ensayo y error, pero me atrevo a decir que Blanca fue la más acertada de toda la noche. Eligió este mono de estampado tropical con escote corazón, la amplitud de la prenda era perfecta, entallando donde necesitaba y dejando holgura donde hacía falta. El mono era suficiente para estar perfecta por lo que los complementos pasaron a segundo plano, sencillas sandalias negras y cinturón fino para enmarcar la cintura.

 

Una de las protagonistas de la noche, María León, acertó yendo a lo seguro, como nos tiene acostumbradas. Vestido oscuro, en este caso negro, largo y de palabra de honor y melena recogida. El único detalle que llamaba la atención en este caso fue la cola que el vestido llevaba. Era llamativa la ausencia de joyas con el escote palabra de honor, pero la verdad es que el look me encantó, el contraste de su piel rosácea con el negro del vestido queda genial, y para los complementos optó por un clutch bombonera en dorado.

 

   Inma Cuesta echó mano de un look de lo más socorrido, un vestido veraniego (veraniego por el corte, porque los colores son de lo más otoñales) con coleta baja con raya al medio. Con el melenón que tiene esta chica, qué manía con quitarle importancia, me gusta más cuando lleva la melena trabajada por los estilistas de Águila Roja que cuando la vemos en apariciones como ella misma. Como complemento unas sandalias color camel, de esas que pegan con todo y un brazalete dorado conjugado a la perfección con los colores del vestido. Inma, no es que vaya mal pero echo de menos un poco más de riesgo y diversión en tus looks.

 

   Leticia Dolera es la niña buena del mundo del artisteo y como tal se presentó. La actriz optó por un vestido blanco con vuelo en la falda y corte a la altura de la rodilla. Para los complementos, bolso pequeño de tachuelas y sandalias blancas con detalle en camel. Me suelen encantar los looks de Leticia, pero éste lo noto demasiado soso, le faltó algún detalle como unos labios rojos o unas sandalias flúor que le quedarían genial con este vestido.

 

   Nerea Garmendia acudió al acto de lo más informal, con su melena ondulada al natural, unos pantalones de corte capri en color sandía y una camiseta blanca de lo más básica. Quiso sofisticar el estilismo a base de complementos, pero no acertó. Añadió un collar babero de monedas, que no está mal, sandalias de tacón a juego con el color del pantalón, también pasables. El fallo viene al añadir a un look tan informal un clutch, este tipo de bolsos están reservados para estilismos más arriesgados y escogiéndolo Nerea echa por tierra lo que podía haber sido un look perfecto del estilo del que Elena Anaya ecogió para los premios Forqué que se caracterizaba por la americana amarilla que tanto dio que hablar.

 

Mucho más arreglada vimos a Silvia Alonso, con el pelo también rizado y vestido negro con escote en uve y una pronunciada raja en la falda. Un vestido tan serio necesita color y más en verano, acertó añadiendo bolso naranja, pero no acertó con el tejido ya que el ante es más propio del otoño que del verano.

 

¿Con quién os quedáis vosotras? Para mí la absoluta ganadora es Blanca Suárez.

 


Festival de cine de Málaga 2012

Alfombra roja del Festival de cine de Málaga 2012

El Festival de Cine de Málaga ha pasado y nos ha dejado mucho trabajo por hacer, varios días de modelitos son mucha tela que cortar (nunca mejor dicho) así que vamos a ponernos manos a la obra para darle a cada una su lugar.

Empezamos con dos de las actrices del momento. Blanca Suárez e Inma Cuesta, a pesar de la belleza natural de ambas, nunca me terminan de convencer en las alfombras rojas (y no es envidia) creo que no terminan de encontrar su estilo, y cuando un estilismo está forzado, se nota. Blanca acertó con el minivestidos balmainiano, de estampado geométrico que combinó con ondas en el cabello, me atrevería a decir que es una de sus mejores apariciones. Inma no me convence en ninguno de los dos casos, con el vestido blanco los complementos destacan demasiado y con el coral está demasiado tapada ¡ y le sobra mucha tela!

 

Elena Anaya suele destacar por su buen juicio a la hora de elegir los vestidos para sus apariciones en la alfombra roja, quizá el blanco no fue de sus mejores elecciones pero el dorado se merece un diez, acierta siempre que recoge el pelo porque deja al descubierto su belleza serena. Ana Fernández no es de mis preferidas tampoco, alguien debe decirle que el momento terciopelo ya pasó hace tiempo y aunque hemos visto hace poco a Alexa Chung con un vestido de este tejido, hay un abismo. El del volantito negro no está mal, pero el estampado gris me parece el típico estampado de vestido de boda.

Vamos con Natalia Sánchez y Elena Furiase, dos jóvenes talentos del cine español. Hay que ver, con lo guapas que son estas chicas que manía tienen de recargarse, a Natalia le pasa un poco lo que a Blanca e Inma, no se dan cuenta que su belleza basta para deslumbrar en la red carpet y se empeñan en lucir diseños imposibles. Con la carita de niña buena que tiene esta chica no le pega nada el momento cabaretera del primer vestido. El negro me gusta más, pero no lo termino de ver tampoco, eso sí, los zapatos son todo un acierto.

Elena Furiase mejora con mucho el estilo de las mujeres de su familia (ya sabemos que no se puede ser buena cantando, bailando, actuando y encima tener estilo), el primer estilismo me gusta, lo único que quizás no es el más apropiado para su tipo de cuerpo, ya que Elena no tiene la cintura muy pronunciada. En el segundo caso le daría un diez si no fuera por el peinado, pero bien, bastante bien.

 

Norma Ruíz se pensó que el Festival de Málaga era una fiesta tirolesa y allá que se fue con su trenzado el la cabeza y su corpiño, para rematar, un tutú que parece sacado de El lago de los Cisnes, nada más que decir. Una de las que nunca falla es Goya Toledo, los vestidos largos le quedan de miedo y con este hizo pleno, complementó con joyas en dorado y peinado lateral, perfecta. Verónica Echegui también acertó con este vestido de pedrería con escote halter, sencillo pero efectivo. Quien tampoco me convence es María Valverde, la única que optó por el pantalón (no me parece una buena opción para este tipo de eventos) y una chaqueta a lo Michael Jackson, el conjunto le queda como un saco, ha tenido apariciones mejores.

 

Estas son sólo mis opiniones, ¿Qué te parecieron a ti las actrices que es dejaron ver en el Festival del Cine de Málaga?

 


Aida Folch (Cuéntame) y Alicia Sanz (Gavilanes)

Analizando la alfombra azul en los Premios José María Forqué: ¡Los mejores outfits!

Los premios José María Forqué, cineasta fundamental en la historia del séptimo arte español, se han convertido en la antesala de los Goya. De la misma manera, el vestuario de las asistentes es sometido a análisis por toda la blogesfera. Las celebrities lo saben y cuidan hasta el mínimo detalle. El Palacio de Congresos de Madrid acogió este evento y a todas las estrellas del panorama nacional.Nosotros no vamos a ser menos, aquí nuestras opiniones sobre la alfombra azul:

El tercer puesto de nuestro podio es para las actrices Aida Folch (Cuéntame) y Alicia Sanz (Gavilanes). La actriz de Cuéntame es todo un ejemplo de cómo sí llevar el corte midi, combinándolo con transparencias. La jóven intérprete de Gavilanes hizo pleno con su mezcla de negro azul y dorado.

El segundo lugar se lo lleva Marta Nieto, con un estilo muy clásico, pero que nunca falla. Este vestido de bailarina rojo es perfecto, el toque de los zapatos vintage y el semirecogido terminan de redondear el estilismo

Y el premio absoluto, el lugar número uno se lo lleva Olivia Molina de calle. Su estilismo soft es una clara prueba de que sigue las tendencias. Convirtiendose en todo un avance de lo que veremos de cara a la primavera, la actriz desafía a las leyes de la superstición con este fantástico estilismo en amarillo. El recogido tiene mucho que ver en el resultado final del look.

Y de las mejor vestidas pasamos a las que no tuvieron su mejor noche. Aunque el negro suele ser sinónimo de apuesta segura, a veces, el empleo de este color no basta para triunfar en los photocalls. Carolina Bang apostó por este vestido del color rey combinado con beige. El vestido demasiado ancho, no sacaba a la actriz el máximo partido. A pesar de todo su altura le permitió llevar el diseño con mucha dignidad.

La sevillana María León también apostó por el negro. El diseño repleto de pliegues y asimetrías no era el más adecuado para la figura de la actriz. Lo mejor de su estilismo fue su calzado, el recogido de su melena rubia en un moño de estilo vintage también supuso un acierto

Por último, en la sección del negro, encontramos a Mar Saura, un estilismo que nos merece el calificativo de “demasiado”. La modelo no escuchó la máxima de menos es más y optó por mezclar volumen, volantes y lentejuelas.

Tampoco nos convence Elena Ballesteros con su vestido de raso en color rosa palo. Demasiado recatado. La ausencia de todo tipo de complementos y la melena suelta y poco trabajada hacen que el estilismo resulte muy aburrido

Tanto Kira Miró como Inma Cuesta eligieron el nude para la ocasión. En el caso de Kira su escote nos resulta algo raro, aunque el vestido de líneas griegas junto con su melena ondulada hacia el lado hacen un tándem muy bueno. Por su parte, la protagonista de Águila Roja no escogió el mejor atuendo, el largo midi sólo es apto para piernas escándalo, además el drapeado en la cadera le hace parecer más bajita.

Por último entre los errores de la noche está el estilismo de Ivana Baquero, aunque con perdón por su falta de experiencia. La jóven actriz eligió un vestido que le echaba muchos años encima.

Cambiando de tercio, la ganadora del premio a la mejor actriz, Elena Anaya y sus colegas Verónica Sánchez y Verónica Echegui optaron por un look muy casual. Pantalones de pinzas y colores fuertes fueron las líneas directrices de los looks de estas intérpretes. Verónica Echegui, decidida a quitarse la etiqueta de Juani escogió un estilismo algo vintage que se quedaba muy corto para un evento de esta categoría.

Las compañeras de reparto de La que se avecina, Macarena Gómez y Vanesa Romero, optaron por los brillos con un resultado muy distinto. Impactante fue el diseño lucido por Macarena que combinaba un impresionante escote, lúrex y color amarillo. Parece que esta actriz tampoco sigue las supersticiones del gremio. Vanesa Romero lució un elegante vestido de noche que acentúa su impresionante figura, la guinda del pastel, sus labios rojos a juego con el clutch.

Uno de los estilismos más acertados fue el de Pilar López de Ayala. La actriz demuestra que no hace falta un impresionante vestido para ser la viva imagen de la elegancia. Su combinación de dorado viejo y negro junto al corte armado de su chaqueta y sus pantalones pitillo consiguen un look de 10.

Para terminar, muchas fueron las actrices que apostaron  por el binomio blanco/negro. Impresionante Michelle Jenner, su recogido al lado aporta originalidad a la vez que consigue que el vestido luzca mucho más.

¿Qué os han parecido los otufits a vosotros? ¿Buen aperitivo para antes de los Goya?