Carmina o Revienta

Las actrices españolas se vuelven a reunir en el estreno de Carmina o Revienta

Ya estamos en verano y los eventos que congregan a famosos se suceden. Hace unos días tuvo lugar la presentación de Carmina o revienta, opera prima del conocido actor Paco León, esta vez se estrenó como director en un film que protagoniza su madre y en el que también colabora su hermana María León.

 

Se puede decir que este curso cinematográfico pasado ha sido un año de bienes para la familia León. La popularidad de María como actriz ha subido como la espuma gracias a su trabajado papel en La Voz Dormida como Pepita que le valió un Goya. Paco ha dado la oportunidad a su madre de iniciarse en el mundo de la interpretación con esta película en la que la sevillana se interpreta a sí misma.

 

La noche acogió a un buen número de actores que acudieron a apoyar a la familia León en una de los eventos más esperados del verano.

 

He de reconocer que esta es una de las pocas veces que Blanca Suárez ha conseguido dejarme con la boca abierta. La actriz no suele acertar con sus estilismos y es una pena ver estreno tras estreno y photocall tras photocall el poco partido que se saca. No sabemos si es fruto de casualidad o de la técnica del ensayo y error, pero me atrevo a decir que Blanca fue la más acertada de toda la noche. Eligió este mono de estampado tropical con escote corazón, la amplitud de la prenda era perfecta, entallando donde necesitaba y dejando holgura donde hacía falta. El mono era suficiente para estar perfecta por lo que los complementos pasaron a segundo plano, sencillas sandalias negras y cinturón fino para enmarcar la cintura.

 

Una de las protagonistas de la noche, María León, acertó yendo a lo seguro, como nos tiene acostumbradas. Vestido oscuro, en este caso negro, largo y de palabra de honor y melena recogida. El único detalle que llamaba la atención en este caso fue la cola que el vestido llevaba. Era llamativa la ausencia de joyas con el escote palabra de honor, pero la verdad es que el look me encantó, el contraste de su piel rosácea con el negro del vestido queda genial, y para los complementos optó por un clutch bombonera en dorado.

 

   Inma Cuesta echó mano de un look de lo más socorrido, un vestido veraniego (veraniego por el corte, porque los colores son de lo más otoñales) con coleta baja con raya al medio. Con el melenón que tiene esta chica, qué manía con quitarle importancia, me gusta más cuando lleva la melena trabajada por los estilistas de Águila Roja que cuando la vemos en apariciones como ella misma. Como complemento unas sandalias color camel, de esas que pegan con todo y un brazalete dorado conjugado a la perfección con los colores del vestido. Inma, no es que vaya mal pero echo de menos un poco más de riesgo y diversión en tus looks.

 

   Leticia Dolera es la niña buena del mundo del artisteo y como tal se presentó. La actriz optó por un vestido blanco con vuelo en la falda y corte a la altura de la rodilla. Para los complementos, bolso pequeño de tachuelas y sandalias blancas con detalle en camel. Me suelen encantar los looks de Leticia, pero éste lo noto demasiado soso, le faltó algún detalle como unos labios rojos o unas sandalias flúor que le quedarían genial con este vestido.

 

   Nerea Garmendia acudió al acto de lo más informal, con su melena ondulada al natural, unos pantalones de corte capri en color sandía y una camiseta blanca de lo más básica. Quiso sofisticar el estilismo a base de complementos, pero no acertó. Añadió un collar babero de monedas, que no está mal, sandalias de tacón a juego con el color del pantalón, también pasables. El fallo viene al añadir a un look tan informal un clutch, este tipo de bolsos están reservados para estilismos más arriesgados y escogiéndolo Nerea echa por tierra lo que podía haber sido un look perfecto del estilo del que Elena Anaya ecogió para los premios Forqué que se caracterizaba por la americana amarilla que tanto dio que hablar.

 

Mucho más arreglada vimos a Silvia Alonso, con el pelo también rizado y vestido negro con escote en uve y una pronunciada raja en la falda. Un vestido tan serio necesita color y más en verano, acertó añadiendo bolso naranja, pero no acertó con el tejido ya que el ante es más propio del otoño que del verano.

 

¿Con quién os quedáis vosotras? Para mí la absoluta ganadora es Blanca Suárez.