petovaquero

¡No sin mi peto vaquero!

No hay ninguna duda de que en los tiempos hemos vivido un ‘revival’ de la moda de los años ochenta en algunos aspectos. Hemos pasado de vestir con prendas de una talla inferior a la nuestra, a vestirnos con la ropa de nuestros novios, hermanos… o a comprarnos directamente la ropa de la sección masculina de las tiendas, ¿por qué no?

A medio camino entre estas dos opciones, están las prendas que por naturaleza son holgadas, como el peto vaquero, muy típico de la década de los noventa. Esta es la prenda que nos ocupa en esta ocasión. Vamos a tratar de dar un manual de uso para que no parezcamos ni Steve Urkel y recién salidas de la granja.

alexa-peto

¿Cómo acertar con la talla? Se trata de una prenda que debe quedar separada del cuerpo, pero para que no te veas demasiado rara ni parezcas un payaso procura que te quede ajustado en la zona de las caderas. Si quieres darle un toque femenino prueba a darle unas vueltas al bajo del pantalón, de esta manera quedará más ajustado también por esta parte.  Podemos jugar con él de manera que consigamos un resultado más desenfadado o más formal (aunque parezca mentira) abrochando los dos tirantes o sólo uno.

peto-1

Otra forma de cambiar el ‘look’ final es  combinarlo con distintas prendas. Obtendremos un resultado muy distinto si combinamos un peto con un camisa de gasa, de estilo romántico o con una camiseta de tirante ancho y sisas extra grandes. En el primer caso obtendríamos un look de contrastes, que según el tipo de lavado que tenga el vaquero del peto, podremos conseguir un resultado bastante formal, ¿un plus? ¡Atrévete con los tacones! En el otro caso, estaríamos optando por un ‘outfit’ de lo más informal y básico, te recomendamos optar por una camiseta de color blanco, abrochar únicamente un tirante del peto y focalizar la atención en unas zapatillas tipo ‘runner’ a todo color, ahora las puedes encontrar por todas las tiendas y con gran variedad de precios.

Y si te hablábamos de los tacones como una apuesta arriesgada, para combinar con tu peto, ahora vamos más allá y te proponemos darle un aire ‘lady’ usando elementos que a priori nunca te habrías planteado mezclar con una prenda tan informal. Coge tus ‘maxi-collares’ de perlas y piedras y tu ‘clutch’ joya preferido y lánzate a la calle, así le estarás dando especial protagonismo a los complementos.

peto-2

Por último, si no te convence la versión tradicional, estás de enhorabuena porque la fama de la que goza ahora esta prenda ha hecho que los diseñadores apuesten por otras versiones como la de pantalón corto, o la falda.

¿Dispuesta a volver a los noventa?