helena-bordon-2

Brasil es mucho más que fútbol: Helena Bordon, la nueva ‘it-girl’

Helena Bordon solo tiene 28 años y es una de las 500 personas más influentes del mundo de la moda. Le sobra estilo y su belleza le ha ayudado a convertirse en una de las bloggers en las que más nos inspiramos para vestirnos. Empecemos por el principio. ¿De dónde le viene la afición por la moda a esta joven? Pues lo cierto es que tiene de dónde aprender. La it-girl es hija de Donata Meilleres, la directora de estilo de Vogue Brasil y además ha fundado una firma de ropa ‘284 Brasil’ que es toda una sensación en el país carioca.

helena-bordon-2

Aunque no tiene un estilo definido, es lo que se lleva dentro del mundo blogger, la rodea un aura de dulzura que hace todos los ‘looks’ le sienten como un guante y con ninguno de ellos parezca que va disfrazada. Esto es lo que la distingue de muchas otras y la hace especial. Además su blog no se centra en ella, sino que nos ofrece una perspectiva más amplia del mundo de la moda. Aunque sus estilismos sean el mayor reclamo para su visitantes Helena comparte colecciones de moda, novedades y otras noticias del sector haciendo más amena su bitácora y ofreciendo un contenido diferenciador que aporta un valor añadido.

helena-bordon-pin4_full

Pero, ¿cuáles son las claves del estilo de Helena Bordon?  Como todas las it-girls, tiene sus prendas clave, con las que se siente más cómodas y las que podemos ver en multitud de ocasiones en sus ‘looks’. Estas son los abrigos de primavera, faldas de todo tipo, zapatos de salón,  ‘tops’ con detalles joya y mini ‘clutches’.  Tiene como referente a una de las grandes ‘it-girls’, Miroslava Duma y afirma que le encantaría ser para su país lo que Mira, así la llaman en confianza, es para Rusia.  Es capaz de impregnar su personalidad de elegancia aristocrática a prendas que, a priori, no pegarían mucho con su estilo. Mezcla las prendas de última tendencia con maestría y es capaz de hacer de las últimas tendencias muy suyas. Su pelo ondulado, siempre perfecto, su piel inmaculada ayudan a que sus apariciones en semanas de la moda y photocalls sean perfectas.  Esto hace que sus ‘looks’ estén llenos de detalles que destilan inspiración: cuellos enjoyados, gafas de espejo o los tan de moda ‘bolsos libro’.

helena-bordon-1

El carisma es otra de la cualidades que según la propia Helena es fundamental para convertirse en ‘it-girl’, no basta con el estilo y el buen gusto, hay que encandilar a los amantes de la moda y de eso Helena sabe.  Además, la ‘it-girl’ no se corta en mezclar prendas de bajo presupuesto con otras de prestigiosas firmas.


cami-rayas-3

¡Marineras a bordo! ¿Cómo sacar partido a la clásica camiseta de rayas?

Desde que Coco Chanel decidiera que la camiseta de rayas también es apta para las mujeres, fueron muchas las que alabaron su decisión y la incorporaron a sus ‘looks’. Entonces esto era un atrevimiento, ahora esta prenda se ha convertido en un clásico. Es una prenda que se ha convertido en fondo de armario y asociamos al estilo marinero o al chic ‘parisiene’, pero lo cierto es que al fin y al cabo es una camiseta de rayas y le podemos dar muchos giros hasta conseguir estilos totalmente distintos.

1 Mézclala con otros estampados. Al ser un ‘print’ tan sencillo nos podemos permitir mezclarla con otros tipos de motivos consiguiendo un ‘outfit’ atractivos y divertidos, ¡aprende a jugar con los estampados!

cami-rayas-1

Nos hemos atrevido con una propuesta que mezcla en la misma falda estampado floral con rayas blancas y negras, es arriesgada, pero al mismo tiempo ‘conecta’ con el estampado de la camiseta. Las demás propuestas, son estampados que son mucho más llamativos que el de la camiseta, esto deja la parte superior en un segundo plano y convierte el pantalón o la falda en protagonista. El color blanco ejerce de ‘nexo’ en todos los ‘looks’ para que se perciba como un conjunto.

2 ¡También para la noche! Atrévete a crear looks de contrastes con ella combinándola con prendas mucho más sofisticadas. Aquí entran en juego las lentejuelas, los encajes y los taconazos. La camiseta contribuye a poner un punto ‘effortless’ en el conjunto y al mismo tiempo lo actualiza.

cami-rayas-2

Dejamos que esta maravillosa falda brille con todo su esplendor combinándola con una sencilla camiseta que, como vemos, no tiene por qué ser básica. Las rayas aportan un toque de estilo extra y, en ningún caso (es imposible) quita protagonismo a la falda de corte midi. Los zapatos se encargan de poner la nota de color y la cartera reafirma que estamos hablando de un ‘look’ de fiesta. ¿Lo compras?

3 ‘Clásico’ estilo marinero. Lo entrecomillamos, porque en este apartado, vamos a intentar dar un toque atrevido y actual a este tipo de prendas tan encasillado. Manteniendo la esencia ‘marinera’ podemos introducir notas de color que le den un giro a todo el ‘look’. Por ejemplo el amarillo ácido le da un toque divertido y combina muy bien con las rayas azules y blancas. Si tu camiseta es de rayas blancas y negras opta por el fucsia o el rojo.

cami-rayas-3

Si cambiamos el calzado por sandalias planas podemos obtener ‘outfits’ para nuestro día a día. Si nos fijamos en el ‘look’ de la derecha está totalmente construido con rayas verticales, lo que estiliza mucho más la figura. Aunque la camiseta de la izquierda tenga rayas horizontales no engorda ópticamente debido a su patrón ‘oversize’. 


petovaquero

¡No sin mi peto vaquero!

No hay ninguna duda de que en los tiempos hemos vivido un ‘revival’ de la moda de los años ochenta en algunos aspectos. Hemos pasado de vestir con prendas de una talla inferior a la nuestra, a vestirnos con la ropa de nuestros novios, hermanos… o a comprarnos directamente la ropa de la sección masculina de las tiendas, ¿por qué no?

A medio camino entre estas dos opciones, están las prendas que por naturaleza son holgadas, como el peto vaquero, muy típico de la década de los noventa. Esta es la prenda que nos ocupa en esta ocasión. Vamos a tratar de dar un manual de uso para que no parezcamos ni Steve Urkel y recién salidas de la granja.

alexa-peto

¿Cómo acertar con la talla? Se trata de una prenda que debe quedar separada del cuerpo, pero para que no te veas demasiado rara ni parezcas un payaso procura que te quede ajustado en la zona de las caderas. Si quieres darle un toque femenino prueba a darle unas vueltas al bajo del pantalón, de esta manera quedará más ajustado también por esta parte.  Podemos jugar con él de manera que consigamos un resultado más desenfadado o más formal (aunque parezca mentira) abrochando los dos tirantes o sólo uno.

peto-1

Otra forma de cambiar el ‘look’ final es  combinarlo con distintas prendas. Obtendremos un resultado muy distinto si combinamos un peto con un camisa de gasa, de estilo romántico o con una camiseta de tirante ancho y sisas extra grandes. En el primer caso obtendríamos un look de contrastes, que según el tipo de lavado que tenga el vaquero del peto, podremos conseguir un resultado bastante formal, ¿un plus? ¡Atrévete con los tacones! En el otro caso, estaríamos optando por un ‘outfit’ de lo más informal y básico, te recomendamos optar por una camiseta de color blanco, abrochar únicamente un tirante del peto y focalizar la atención en unas zapatillas tipo ‘runner’ a todo color, ahora las puedes encontrar por todas las tiendas y con gran variedad de precios.

Y si te hablábamos de los tacones como una apuesta arriesgada, para combinar con tu peto, ahora vamos más allá y te proponemos darle un aire ‘lady’ usando elementos que a priori nunca te habrías planteado mezclar con una prenda tan informal. Coge tus ‘maxi-collares’ de perlas y piedras y tu ‘clutch’ joya preferido y lánzate a la calle, así le estarás dando especial protagonismo a los complementos.

peto-2

Por último, si no te convence la versión tradicional, estás de enhorabuena porque la fama de la que goza ahora esta prenda ha hecho que los diseñadores apuesten por otras versiones como la de pantalón corto, o la falda.

¿Dispuesta a volver a los noventa?

 


mejorestrucosrebajas

Aquí está tu ‘mapa hacia El Dorado’ de las Rebajas

Estamos en plenas rebajas. Aunque el tiempo no acompañe, en cuanto el verano vuelva su ser podremos disfrutar de todas esas gangas que hayamos conseguido estos días. Para ello, y para no dejar la tarjeta temblando, debemos trazar un plan que nos permita convertirnos en las reinas de los descuentos y de las prendas más baratas. ¿Cómo conseguirlo? Aquí tienes algunos trucos.

rebajas

En primer lugar te recomendamos que elijas un centro comercial donde se encuentren todas las tiendas que quieres visitar. Esta es una cuestión de aprovechar el tiempo, ya que en los centros comerciales están todas las tiendas concentradas. Otra cuestión espacio-temporal será elegir el día: si puedes ir durante la semana, es la mejor opción ya que evitarás las aglomeraciones. Pero si te es imposible ir estos días opta por los sábados ya que los domingos (sobre todo los primeros de rebajas) hay más gente que no trabaja y que llenará las tiendas.

Y antes de salir llega el momento de hacer la famosa listas. Para no gastar de más es imprescindible hacerla. Ordena tu armario y así sabrás cuáles son tus verdaderas ‘necesidades’, aunque las prendas están más baratas no es cuestión de llevarnos a casa lo más barato que encontremos, que seguramente no será la prenda más bonita y que se convertirá en habitante fijo de tu armario.

Y la pregunta del millón seguro que te las hecho un montón de veces: ¿qué conviene comprar en rebajas? Pues desde aquí te damos varios consejos. En primer lugar la bisutería y los complementos son buenas opciones, normalmente tienen precios elevados para el uso que les damos, así que si durante la temporada te has encaprichado de algo, este es el momento de hacerte con ello a un precio reducido. No pases por alto la ropa interior, haz una ruta por las tiendas de este tipo y renueva tus básicos, es importante tener ropa interior de buena calidad y en rebajas te puedes hacer con ella por unos euros menos.

yED0S9kZrM5l

A veces lo barato sale caro, y ante la tentación de un precio de risa te verás obligada a valorar si merece la pena. Piénsalo una prenda muy barata que en realidad no te gusta, que necesita una arreglo que nunca le harás, que no te queda del todo bien, que…¿por ese precio? ¿Cómo la voy a dejar ahí? Son los típicos casos de prendas que sabes que no te vas a poner que lo único que te lleva a comprarlas es el impulso irrefrenable del consumo.

Otra pauta que puedes seguir es saber en qué fechas comprar. Si tienes una talla común es recomendable que acudas a comprar los primeros días, pues estas tallas vuelan. Si sin embargo, tienen una talla menos común (ya sea pequeña o grande) podrás esperar más tiempo, pues hay menos probabilidad de que se agote, así te saldrá todavía más barata.