robyn-cara

Robyn Lawley, la excepción que confirma la regla

Jamás desfilará para Victoria’s Secret, ni será tan conocida como sus famosos ángeles, pero Robyn Lawley ha conseguido un logro mucho mayor: hacerse popular por sus generosas curvas en un mundo en el que reinan los cuerpos extremadamente delgados y en el que cada centímetro de menos es un triunfo. Hablamos de una australiana de 24 que ha revolucionado el mundo de la moda con su tallaje ‘plus size’.

robyn-cara

No se avergüenza de decir que le encanta comer y presume de sus aficiones culinarias. Con unas preciosas facciones esta modelo ha demostrado que se puede conseguir triunfar en la moda sin seguir las medidas que marca la industria. Quizás te suene su cara, y es que es el rostro de la línea ‘plus size’ de Mango y a sus espaldas lleva muchas otras con nombres de peso como Ralph Laurent, HyM o la firma de lencería Chantelle.

robyn-mango

Además, tiene su propia página web donde desvela parte de las recetas que incluye en su alimentación, pero olvídate, no encontrarás nada parecido a la dieta de una modelo: pan con crema de chocolate, o una suculenta hamburguesa sustituyen en su rutina alimentaria a las insulsas ensaladas.  Y lo mejor de ella es que a pesar de lo que le ha costado llegar tan alto no juzga a sus compañeras, las del otro lado, y afirma que decir que lo delgado es feo es igual de grave, dañino e inaceptable que lo contrario.

Un estilo que enamora
100 % natural y con un cuerpo proporcionado Robyn sabe sacarse el máximo partido y a partir de sus últimas campañas, cuando ha alcanzado su máxima popularidad, la hemos podido ver pisando algunas alfombras rojas. ¿Cómo es el estilo de esta modelo?  Su cuerpo proporcionado le permite lucir con éxito todo tipo de diseños, pero ella tiene algunas preferencias: por ejemplo, en cuanto a colores, se suele decantar por tonalidades arena, beige y colores tierra, aunque de vez en cuando incluye en su vestuario algún tono más intenso como el rojo o coloridos ‘prints’.

robyn-alfombra

Pero no son los únicos estampados, los motivos geométricos o diseños barrocos a base de encaje también son algunos de sus preferidos y como chica orgullosa de sus curvas apuesta por diseños que se ajustan y marcan su cintura. Le favorecen especialmente los vestidos largos, ya que remarcan su altura, aunque según la ocasión apuesta por cortes más femeninos y delicados como las faldas acampanadas a media pierna. El toque de tendencia lo reserva para los complementos que es donde más suele arriesgar optando por ‘clutchs’ de formas originales, al igual que con el calzado, pues también la podemos ver con arriesgados pares de zapatos.

¿Será esto el principio de un cambio en el mundo de las modelos? ¿O simplemente es una aceptación por las tallas más allá de la 38 que algún día tenía que llegar?