parka-la-redoute

La parka militar, no sólo es para diario

La parka militar es el abrigo de la temporada y si el invierno pasado te quedaste sin él, este ya te aseguramos que no podrás pasar sin él. A pesar de ser un abrigo marcadamente informal te queremos dar unos consejos para que le saques el máximo partido y te lo puedas poner también con ‘outfits’ más arregladitos.

¿Qué debemos tener en cuenta a la hora de comprar una parka militar? La oferta es ilimitada, puedes encontrar todo tipo de versiones: la básica, con aplicaciones de cuero, de pedrería o de motivos aztecas, con forro de leopardo… las opciones son interminables, pero para que le puedas sacar todo el partido, te recomendamos una de las versiones más básicas, eso sí debe cumplir algunas características fundamentales: búscala con maxi-bolsillos de plastrón delanteros, además de ser muy cómodos, son una de las señas de identidad de este tipo de abrigo. Ten en cuenta que lleve una cuerda a la cintura que te sirva para ajustarlo a la cintura y hacerlo más femenino. Otra cosa importante es escoger una versión que tenga el forro desmontable (ya sea este de pelo o de borreguito) esto te permitirá ampliar el tiempo que puedes utilizar tu parka: podrás ponértela desde septiembre a noviembre sin forro interior y en los meses más duros del invierno con el forro. Adquirir una con capucha o sin ella es algo que queda a tu elección, también las hay con capucha desmontable.

Una vez que ya la tenemos, toca sacarle el máximo partido, por eso te queremos proponer dos ‘looks’ diferentes que te permitan utilizar tu parka a diario, pero también en otras ocasiones más formales.

parka-1

Dulcificamos la prenda del momento combinándola con colores pasteles. Hemos optado por un delicado y femenino vestido de flores que combinamos con un jersey que aporte calor y combine con el estampado de la prenda que llevamos debajo. De esta manera el vestido tomará apariencia de falda, pero en el ‘look’ primará la comodidad. Y para conseguir esa comodidad de la que hablamos es fundamental un calzado cómodo, por eso elegimos un botín de tacón cuadrado que estilice pero que nos sirva para los días más troteros. En contraste a estas prendas femeninas superponemos la parka, que al ser posible llevaremos abierta y con un bolso de tamaño medio tipo bandolera colgado al hombro.

parka-2

Hasta con este tipo de estilismos tiene cabida la parka militar. Si eres fan de las mezclas de prendas opuestas este ‘outfit’ te encantará. Hemos elegido una falda muy especial de maxi-lentejuelas de colores, en la que el verde tiene cierto protagonismo y esto servirá de nexo de unión con la prenda de abrigo. Los detalles dorados de la parka combinan también con el ‘clutch’ y el collar. Para los demás elementos hemos tirado de un estilo básico, porque a pesar de ser un estilismo de fiesta, cuando llevamos prendas tan especiales es preferible dejarles ser protagonistas. Remángate la parka hasta el codo, desmonta la capucha si la tiene y píntate los labios de fucsia.