vintage

¿Por qué ahora lo viejo es lo más nuevo? La revolución ‘vintage’

   Se considera ‘vintage’ todas las prendas que tengan más de 25 años. Es decir, que posiblemente en el armario de tu madre/ hermana / tía podrás encontrar prendas de esta categoría. Pero no molarán tanto. Porque aunque vintage se considere toda prenda que tenga más de un cuarto de siglo, lo que se lleva no es eso. Se llevan prendas que tengan aspecto de viejas, de usadas, de tener ‘mucha vida’ a sus espaldas. Por otro lado también se lleva lo antiguo, antiguo, es decir, prendas de los años 30, 20 e incluso 50, esas ya son más difícil conseguirlas y en el caso de encontrarlas, te aseguramos que no son aptas para todos los presupuestos. ¿Y qué es lo que ha hecho que lo viejo sea lo más novedoso? Películas y series como ‘El gran Gastby’ o ‘Dowton Abbey’ o las española ‘La Señora’ y la actualmente en emisión ‘El tiempo entre costuras’ nos recuerdan el ‘glamour’ que las clases altas de esas épocas podían permitirse y nos entra la curiosidad por saber qué se siente al llevar prendas que nunca hemos vestido, como la falda ‘midi’, presente actualmente en todo blog de moda que se precie.

vintage-3

Otro factor que también ha influido seguramente en esta fiebre por lo antiguo ha sido la cultura ‘hipster’, la intención de diferenciarse de la masa vistiendo prendas exclusivas, no por su elevado precio, sino por su difícil acceso. El ‘postureo’ de llevar una camiseta de cuando Yves Saint Laurent era Yves Saint Laurent y no ‘YSL’, la hazaña de llevar en el pecho estampada una foto mítica de la Segunda Guerra Mundial, aunque la mayoría de la gente con la que te relacionas no sabrán de qué va el asunto y te verás ‘obligado’ a explicarlo haciéndoles partícipes de tu gran sabiduría.

vintage-1

Si no te has podido resistir y ya has caído de lleno en la fiebre ‘vintage’ te damos algunas claves para que puedas encontrar esas piezas ansiadas que te traen por la calle de la amargura.

 

   Haz de ‘eBay’ tu tienda fetiche. Al contrario que en la mayoría de las ocasiones cuando compramos por eBay una prenda no contamos con el inconveniente de la talla, pues las prendas ‘vintage’ son únicas y sólo depende de la suerte que te sirva o no te sirva. Siempre te quedará buscar entre otros vendedores, por si hubiera suerte. Cuando compramos por Internet tenemos que tener mil ojos, unos cuanto más en este caso, para que no nos den gato por liebre, ya que las falsificaciones están a la orden del día y gente poco honesta podemos encontrar por todos lados. Si compras un clon, que sea siendo consciente de ello.

vintage-2

Tampoco pierdas de vista mercadillos que se realizan de hecho para vender prendas de este tipo y otro que están abiertos todo el año, Londres es una ciudad fantástica para este tipo de compras. Si eres una enamorada de la moda ‘vintage’ pero no te llega el presupuesto para hacerte con piezas originales, no te preocupes, el hecho de que esté tan de moda está de tu lado. Multitud de tiendas ‘low cost’ tienen propuestas que se acercan a esta estética de ropa ‘vivida’. Y si lo que te gusta es la moda de décadas pasadas también estás de enhorabuena en tiendas como en Zara o Lefties, podemos encontrar vestidos de gasa pedrería y patrones de años 20.