armario1

Ante un verano templado…¡organización en el armario!

Aunque al principio no nos lo creíamos, ya lo estamos asumiendo, no nos queda otra, este verano, no será (precisamente) el más caluroso, es más, algunos apuntan que será el más frío desde 1816. Ante la amenaza de una estación estival…templada, por decirlo suavemente, no nos queda más remedio que organizarnos. Esta claro que el espacio en nuestro armario sigue siendo el mismo, pero en este verano tendremos que tener al alcance de la mano prendas de otoño porque está previsto que las temperaturas sean irregulares, por eso, no encontramos una mejor excusa para llamar al orden y aprovechar hasta el último rincón de nuestro guardarropa.

armario1

1. Es el mejor momento para deshacerte de todo aquello que no usas. Piensa que esto te dejara sitio para la ropa de abrigo que necesitarás tener en el armario, y también para las nuevas adquisiciones, las rebajas están a la vuelta de la esquina.

2. Aprovecha el gancho con el que se cuelgan las pechas a la barra del armario para poner los cinturones, además de dejar el cajón donde los tenías antes colocados libre para poner chaquetas o camisetas de manga larga, te ahorrará tiempo, puesto que los puedes colocar junto a aquellas prendas con las que los sueles combinar.

shopaholic_5195_635x

3. Las puertas un lugar adecuado para los complementos. Existen accesorios para los armario que se cuelgan por dentro de las puertas, en ellos podemos colgar pequeños saquitos identificándolos con etiquetas o como más nos guste y destinar cada uno de ellos a accesorios que no importen que se arruguen, por ejemplo collares. En otro gancho puedes poner corbatas, pañuelos y aquellos accesorios más difíciles de combinar porque teniéndolos a la vista será más fácil que se te ocurran opciones para ellos.

4 Las chaquetas y jerséis que decidas dejar a mano para los días más fríos procuran que sean de tonos neutros. Éstas son prendas que ocupan bastante en el armario y si no tienes demasiado espacio tendrás que optar por quedarte con aquellas más versátiles y que más uso les puedas dar. Por ejemplo, te aconsejamos que dejes algún cárdigan color arena, negro y blanco y jerséis de tejido no muy fuerte en tonos más vistosos como pueden ser el rojo, el azul marino o el verde, colores que a la vez son muy veraniegos.

5. No te olvides que hay prendas que utilizamos todo el año, tanto en verano como en invierno, por ejemplo, vaqueros, americanas, vestidos de algodón… Este verano serán tus mejores aliados. Para no cansarte de verlos todo el año, ayúdate a crear nuevos ‘looks’ con tus complementos favoritos del verano, así les darás un toque fresco y un giro de 180 grados.

¿Dispuesta a disfrutar del verano?