junio_a21

Este verano…cangrejeras y alpargatas

   Parece que vivimos en un eterno entretiempo, pero confiemos en que tarde o temprano el verano tendrá que llegar, entonces tendremos que guardar los zapatos cerrados y sacar nuestros piececillos al aire, pero no sin perder de vista las tendencias. Podemos aprovechar estos días en los que el calor no se decide a aparecer para echar un vistazo a las tendencias que llevaremos en los pies en cuestión de un par de semanas si el tiempo lo permite.

junio_a21

En primer lugar, las alpargatas dejan de ser un calzado exclusivo de zonas costeras y se trasladan a la ciudad. Firmas como Loewe o Castañer han apostado fuertemente por ellas y no se limitan a la sobriedad de los tejidos naturales, sino que los tiñen y los combinan entre ellos, también han llegado a este tipo de calzado los estampados, se acabó ese concepto de alpargata en el que predominaban los colores tostados y los marinos únicamente.

 

   Combínalas con vaqueros, dándole una vuelta al bajo del mismo para que estén más presentes en el ‘outfit’, con vestidos largos de estilo boho-chic y con short, para este tipo de pantalones, de estilo más informal, reserva tus alpargatas más divertidas: aquellas estampadas o con originales dibujos. Ten en cuenta que al llevar toda la pierna desnuda el calzado gana protagonismo.

 

Pero, con el permiso de las alpargatas, el calzado que realmente triunfará este verano son las polémicas cangrejeras. Esas sandalias que estamos acostumbrados a ver a los ‘guiris’ con sus correspondientes calcetines debajo. Otra idea, que no nos hace tener buen concepto de este zapato es la versión de plástico que usábamos de pequeños para evitar pincharnos con las piedras cuando íbamos a ríos, pantanos o piscinas naturales.

Pero, ¿si quitamos los calcetines y el plástico de esta extraña combinación, la cosa cambia?

junio_a2

La reaparición de estas sandalias ha venido de la mano de Philip Lim, que las ha presentado en su desfile de Nueva York, pero tranquila, eso sólo ha sido el principio, ahora, como suele ser habitual, ahora encontramos estas sandalias en tiendas al alcance de nuestro bolsillo, las hay más dulces o las que se acercan más al estilo militar.

 

   ¿Con qué combinamos este calzado? Desde un simple vaquero al que le queramos dar un aire de tendencia o con un vestido de estilo lady, para establecer el contrapunto, todo depende del protagonismo que le queramos dar al calzado. Consigue un estilismo hippychic con un vestido de corte tail-hem sumando cangrejeras y una cinta con flores en la cabeza.