amarillo

¡Infinitas combinaciones con el color de la temporada, el amarillo!

Cuando ya tenemos localizadas las tendencias que marcarán el ritmo de la temporada la siguiente cuestión es otro ¿sabemos llevarla sin recurrir a lo más básico? Nadie ha dicho que sea fácil detectar las tendencias pero no sabríamos tampoco decir cuál de las dos tareas es la más difícil.

Las tendencias que tenemos esta temporada no son nada fáciles de combinar así que no nos vienen nada más unos consejos para saber llevarlas. Vamos a empezar por una tendencia fácil, se trata del amarillo, fácil porque la tendencia en sí es el color y esto nos ofrece muchas más posibilidades, desde una simple camiseta con la que poner un toque de tendencia al estilismo más clásico hasta el vestido más sofisticado con el que no pasar desapercibida en el evento del verano.

 

Una de las combinaciones que nos hemos cansado de ver en editoriales de moda y catálogos de firmas es la fórmula amarillo más rayas blancas y negras. Es algo novedoso para esta temporada y se me viene a la mente enseguida un pantalón ancho estilo palazzo de rayas blancas y negras, una camiseta blanca de estilo informal y una americana amarilla estructurada de tweed. Taconazo ancho con su buena plataforma y cartera tipo pochette de lentejuelas. Para el pelo melena sobre los hombros con ondas delanteras marcadas. Por todo lo que he dicho parece que sí doy el visto bueno a esta combinación pero cuidado, una cosa son los pantalones anchos y otra los pitillos, capri o acampanados, con estos últimos no creo que quedara bien la combinación.

 

 

También se posiciona con fuerza la combinación amarillo y fucsia, es una mezcla heredada del verano pasado en el que los colores flúor combinados entre ellos pegaron muy fuerte. Hay que tener en cuenta que son dos colores muy atractivos de por sí, por lo que yo recomiendo que en el look predomine uno de los dos colores y el otro se introduzca combinado con el principal en complementos. Los collares o sandalias combinando estos dos tonos los tenemos en varias tiendas y también podemos jugar con los metales.

Otra opción muy interesante es añadir el amarillo en el clásico look marinero o náutico. En este caso eliminaremos el rojo y combinaremos azul marino con pequeñas dosis de amarillo. El resultado será un look náutico renovado con un toque de frescura y acidez que dará un toque divertido a este clásico de la moda.

Otras combinaciones que a priori pueden resultar raras como el amarillo más el blanco, no son tan descabelladas, prueba con un vestido amarillo de estilo lady y añade unas sandalias blancas. No abuses del blanco, pero en pequeños toques es una mala combinación. Puedes probar a mezclarlo con el snake print, con el nude, con otros tonos neón emulando al verano pasado como el azul klein o con otros tonos de amarillo como si estuvieras construyendo un look a base de degradados imitando la tendencia del desteñido. Las combinaciones son infinitas y las limitaciones ninguna, el amarillo un color peculiar y ésta, la ocasión perfecta para incluirlo en tu armario.

 

¿Te convence el amarillo?