BAFTA

Analizando la alfombra roja de los Premios Bafta: La sombra de los Oscar es alargada

Abierta la veda de las alfombras rojas estamos decididos a no dejar de analizar todo lo que por ellas pase. Las celebrities y actrices se exponen a nuestra vista de lince y a nuestros juicios implacables. ¡A disfrutar!

 

Hoy nos tocan los BAFTA. Los premios ingleses han quedado ensombrecidos por la cercanía de los Oscar y muchas han sido las ausencias. Estilismos de lo más clásicos que a unas les sirven para destacar su belleza natural y a otras para sacarse partido. Maquillajes simples y poco festivos que se conjugaban con la simpleza de los vestidos y daban como resultado una red carpet falta de glamour. Nosotros recogemos aquí los mejores estilismos.

 

Para abrir la pasarela de los BAFTA empezaremos por las actrices españolas. Penélope Cruz y Elsa Pataki fueron las encargadas de poner el acento español a los premios. Echamos en falta a la sevillana Paz Vega.

La de Alcobendas sorprendió para bien recuperando su estilo más elegante en el que destacaba la pureza de las formas. Lució un vestido granate, a juego con la alfombra, ajustado y con escote de palabra de honor. Como único detalle un volante a la cadera que se deslizaba hacia abajo. Por delante convencía, por detrás no tanto. El plano trasero no era el más favorecedor, le marcaba michelines y le formaba pliegues raros que hacían pensar que llevaba una prenda reductora debajo, y no la más apropiada. El diseño lo firmaba Armani Privé. Muy comentada fue la sujección transparente que mantenía la forma del escote en su sitio. En cuanto al peinado, volvió al estilo Audrey, que ya lució cuando recogió su Oscar. Flequillo falso y recogido alto. El maquillaje impecable.

 

 

 

La otra española, Elsa Pataki, presumió de embarazo con un amplio vestido premamá. En azul noche y gasa, Elsa optó por la comodidad de un diseño suelto cuyas líneas maestras partían de los hombros para crear una forma evasé. El toque festivo lo ponía la pedrería que se concentraba en la parte central del vestido y resaltaba su barriguita. Para los complementos opto por seguir la misma gama de colores con un clutch de raso. Creemos que aquí es dónde podía haber arriesgado algo más introduciendo algún color, porque ya sabemos que es complicado encontrar ropa premamá decente ¡ y menos para un evento de esta índole!

 

 

 

La actriz protagonista de la noche fue sin duda Michelle William, y no por su espectacular vestido, como podríamos pensar, sino más bien por todo lo contrario. La actriz lució con elegancia y saber estar un diseño firmado por H&M. No cualquiera tiene el suficiente porte para poder llevar un diseño low cost, algo más que dignamente. Michelle William, clásica, de blanco y negro, puso el toque de originalidad con un clutch en forma de libro. ¿Estrategia de marketing?

Esta actriz es un buen ejemplo de que un corte de pelo bien diseñado es el mejor complemento de una mujer.

 

 

 

Jessica Chastain optó por un Oscar de la Renta plisado. De las más originales de la noche, puso el toque de alegría con el dorado de su vestido. A modo de diosa griega jugaba con la falda del mismo que se le volaba con el viento.

 

 

Livia, esposa de Colin Firth, apostó por el esmoquin demostrando que es una elección acertada para ocasiones como esta. Celebró el aniversario de esta prenda vistiéndolo con glamour. El corte capri del pantalón y la bagette verde de pedrería dieron la sofisticación necesaria a un look que no le hacían falta más accesorios porque brillaba con luz propia.

 

 

 

El toque divertido (sin llegar a extremos, por supuesto) vino de la mano de Fearne Cotton y su Mosquino. El vestido de aires naïf destacaba la figura de la actriz con un gran lazo negro en la cintura. El escote cerrado con pliegues hacia abajo todo un acierto, la manga larga aporta elegancia y el peinado la sofisticación de las divas de los cincuenta. ¿Un fallo? La raiz del tinte.

 

 

Esta es nuestra elección ¿tienes algo que añadir? Danos tú opinión en los comentarios.