Pulsera DIY

Una manera low cost de ir a la moda: DIYs

¿Sabíais que la ropa de hace tres temporadas no tiene por qué morir en nuestros armarios? ¿Sabíais que con un poquito de ingenio podemos amortizar (más todavía) la ropa que nos compramos? ¿Y si has visto un anillo precioso en la mano de una famosa pero por más que buscas no lo encuentras en las tiendas? Pues te damos la solución: ¡Hazlo tú misma!

 

Es lo que se conoce como los famosos DIY, es decir Design It Yourself/Do it Yourself: Diséñalo tú mismo, hazlo tú mismo. En esta ocasión aprenderemos a hacer unos DIY muy fáciles y a la vez impactantes. Convertiremos ropa, accesorios u otras cosas que no nos ponemos porque se han quedado antiguos o porque ya no nos gustan en diseños actuales. La esencia de los DIY es hacerlos con cosas que tengamos por casa, de manera que no tengamos que invertir ni un euro en ellos (ahí está la gracia), pero muchas veces esto no es posible y tenemos que comprar algún material, por lo general barato.

 

Si tenemos costumbre de fabricar DIYs lo normal es que lo guardemos todo: cualquier collar roto, botones de repuesto de las prendas que nos compramos o hebillas de los bolsos que ya no usamos. Nunca sabremos para que los vamos a utilizar, pero lo que es seguro es que tendrán una nueva vida. Vamos ha hacer dos propuestas de DIY en las que utilizaremos materiales que tenemos por casa, para que veáis como de manera rápida damos un cambio radical a unas bailarinas y a unas medias.

 

#DIY 1: Unas bailarinas básicas pasarán a ser unas bailarinas con encanto

Unas bailarinas negras son indispensables en cualquier armario, pero a veces son demasiado básicas por eso, en esta ocasión vamos a optar por transformarlas para que se conviertan en una pieza especial.

Vamos a necesita unas bailarinas negras, por ejemplo de Zara

Unas cintas:

O si preferimos un resultado más llamativo, cadenas y perlas (en este caso podemos reutilizar cadenas de bolsos rotos, o collares de perlas viejos):

También usaremos un taladrador de papel.

 

Se trata de colocar lo que hayamos elegido (cintas, cadena, o perlas) alrededor de la bailarina para aportarle un toque de sofisticación. La técnica será hacer agujeros con el taladro alrededor de el zapato para posteriormente pasar por ellos el adorno :

Para ello en primer lugar calculamos los agujeros que tendremos que practicar sobre el calzado de manera que los espacios entre los mismos tengan el mismo tamaño, tras esto procedemos a hacerlos. Ya, si tenemos elegido el material que vamos a utilizar, sólo nos queda irlo pasando por los agujeros para al final hacer una lazada o un nudo.

Y por fin vemos el resultado.

 

#DIY2 Unas medias que se convierten en pulsera

La vida de las medias es relativamente corta comparada con la del resto de prendas. Un enganchón, y fuera, ya no nos las podemos poner, así que más que nunca era necesario darles una segunda oportunidad a estos pedazos de tela que quedan inservibles.

Para este DIY necesitaremos unas medias tupidas del color que prefiramos la pulsera, cinta de raso de un color combinable con el de las medias y algún adorno:

En primer lugar cogeremos la media, le cortamos el “pie” y con lo que queda cortamos con las tijeras tres franjas gruesas de tejido. Para adornar, hemos elegido una tira dorada de otro tipo de material, así conseguimos el contraste y damos un toque de actualidad a la pulsera, ya que los colores metálicos están tan de moda. Colocamos la tira dorada junto a las tres tiras que hemos cortado de la media y procedemos a coser las cuatro piezas para que queden juntas:

Ahora trenzamos como si fuera una trenza de cabello y cuando la terminemos cosemos otra vez para que no se deshaga:

Para embellecer nuestra creación y al mismo tiempo ponerle un sencillo mecanismo de cierre vamos a utilizar aguja e hilo o una pistola de silicona, que es el sistema rápido. Cortaremos dos tiras de raso que servirán para atarnos la pulsera, y otras dos cuya función será cubrir los extremos de la pulsera para que no se vea el cosido.
Ponemos los pedazos de cinta destinados a hacer de cierre a continuación de la pulsera en sí. Ahora o bien los cosemos, o como nosotros vamos a hacer, ponemos un poco de silicona alrededor de los extremos y rápidamente cogemos los pedazos de cinta para embellecer y tapar lo cosido que hemos cortado antes y los presionamos contra la silicona.

Ahora sólo tendremos que esperar a que la silicona seque y estará lista para lucir.

Para anudarla a la muñeca simplemente cogemos los dos extremos y hacemos una lazada o nudo. Si hemos dejado los extremos largos podemos regular el entalle de la pulsera, ponérnosla más ajustada a la muñeca o más suelta. Quedaría así:

Como veis con un poquito de tiempo, imaginación y práctica podemos conseguir hacer cosas exclusivas, y no correremos el riesgo de encontrarnos a nadie por la calle con ellas.